Verdades que contradicen las falsedades que se nos han inculcado

Verdades que contradicen las falsedades que se nos han inculcado 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Queridos lectores y lectoras:

Tomo un poco de mi tiempo para haceros llegar las siguientes:

VERDADES QUE CONTRADICEN LAS FALSEDADES QUE SE NOS HAN INCULCADO

A. Solo existen TRES DIMENSIONES, solo es real lo que vemos simplemente con los sentidos.

A. FALSO. Desde que Einstein logró demostrar con su fórmula la ecuación que descifra la energía, hoy se acepta que el espacio es multidimensional.

B. El espacio es una línea recta.

B. FALSO. El espacio es curvo y ahora se admite que el espacio tiende a un límite, más allá del cual se abren otros infinitos que poseen sus propios espacios.

C. No existe ni Dios ni nada por el estilo,  puesto que solo podemos aceptar lo que percibimos con los sentidos. Dios es una simple figuración.

C. FALSO. La vida sigue existiendo en los llamados mundos paralelos descritos por Hinton, y eso es lo que existe en el hiperespacio. El problema es que esas otras formas de vida no las percibimos porque nuestros sentidos psíquicos están atrofiados y nuestras glándulas endócrinas están sin el suficiente desarrollo ─léase: sobre todo la pineal─. Por otra parte, el concepto que se le ha dado a la humanidad sobre Dios es realmente infantil. Lo que llamaríamos Dios es una energía OMNISCIENTE, OMNIPOTENTE y OMNIPRESENTE. En el fondo anímico de toda persona, una porción de esa energía existe y gnósticamente la llamamos «el SER».

D. El mundo se creó a sí mismo sin la intervención de ningún Dios. Se produjo gracias a la mecánica celeste y comenzó a existir a raíz del llamado BIG BANG enfatizado por la física y astronomía actuales.

D. FALSO. El famoso BIG BANG al que aluden los físicos y astrónomos solo existe como una creación imaginaria en la psiquis de ellos, pues nadie estuvo allí para filmar aquel evento, absolutamente nadie. Toda esta pseudoteoría se basa en hipótesis de las que sacan sus conclusiones los escépticos positivistas. Además, no existe mecánica sin mecánico, y si el universo hubiese sido fruto de una mecánica pues ¿quién manejó aquella mecánica?

E. La raza humana proviene de la evolución de las especies a través de millones de años.

E. FALSO. La cacareada Teoría de la Evolución de las especies del Sr. Charles Darwin JAMÁS ha podido demostrar que el género humano provenga del simio, y desesperadamente siguen buscando el llamado eslabón perdido que conectaría al simio con el Homo sapiens sapiens. En cambio, la antropogénesis gnóstica afirma que la especie humana tuvo su origen en los mundos superiores de Conciencia y fue materializándose a medida que la energía primordial se fue condensando, o cristalizando, más y más a través de las llamadas RONDAS. Por ello, primero existimos durante la Ronda energética mental, luego proseguimos nuestra existencia en la Ronda astral, posteriormente continuamos existiendo en la Roda energética tetradimensional o vital para llegar, finalmente, a la Ronda celular, tridimensional o física. El asiento del cuerpo humano era solo un protoplasma al principio, luego pasó a ser protoplasmático-gaseoso hasta que quedó definido celularmente. El simio fue fruto de la mezcla sexual de aquellos primeros hombres con bestias de la naturaleza, y por ello compartimos ciertos genes con los antropoides.

F.  No existe la llamada «ALMA» ni en los animales ni en las personas. Es un invento de las religiones para manipular a las masas.

F.  FALSO. El término alma o ánima alude a una energía inmutable, eterna, que sobrevive a la muerte del cuerpo físico. Esa alma evoluciona en los reinos mineral, animal, vegetal hasta que llega al estado humano para manifestarse en el mundo material durante ciento ocho existencias, lo cual constituye un ciclo. Empero, realmente esa alma ha de tratar de hacer contacto con su Espíritu divino ─léase: el SER─, y por ello se le asignan TRES MIL CICLOS DE MANIFESTACIÓN. El término animal justamente indica que existe algo que anima a las criaturas inferiores ─caballos, perros, gatos, leones, etc.─, y ese algo es el «ánima» o el alma de las mismas.

G. Los cuatro elementos de la naturaleza existen así porque sí, como parte de la mecánica de la creación.

G. FALSO. Los cuatro elementos son hijos del FUEGO. El fuego es la energía de la cual emanan por derivación los otros tres elementos. Así, del fuego se deriva el aire, del aire se origina el agua y del agua procede la tierra. Todo esto está controlado por las inteligencias rectoras de la naturaleza llamadas DEVAS en el Gnosticismo. Todos los elementos son mutaciones del fuego.

H. La vida del hombre no persigue nada trascendental, simplemente hay que vivirla y gozarla, pero cuando morimos se acabó todo.

H. FALSO. La vida del ser humano es el esfuerzo del Espíritu divino ─que ella lleva en sus entrañas─ por querer manifestarse en el mundo material. Cuando tal Espíritu divino consigue manifestarse a través de la envoltura corporal de su alma humana, se dice entonces que ese Espíritu ha conseguido autorrealizarse íntimamente.

I.  El sexo es una función de nuestro organismo que solo sirve para reproducir nuestra especie y para tener ratos de placer sensorial.

I.  FALSO. La sexualidad ha sido otorgada al bípedo humano justamente para desarrollarlo como VERDADERO HOMBRE. La energía sexual no tiene solamente la función procreadora de nuestra especie. No. La energía sexual tiene subtipos dentro de ella, y es posible inclusive que sea transformada o transmutada en otra energía más sutil que, haciéndola subir por canales existentes a ambos lados de nuestra espina dorsal, termina estimulando todas nuestras hormonas y glándulas existentes en el organismo humano, todo lo cual le permite al ente humano percibir multitud de fenómenos físicos y metafísicos de la naturaleza y el cosmos. Asimismo, esa energía transmutada en algo más sutil va creando otros cuerpos energéticos con los cuales nos podemos mover en otras dimensiones. El Gnosticismo afirma contundentemente que EL SEXO ES SAGRADO y por eso el sexto mandamiento de Moisés enfatiza NO FORNICARÁS.

J. El control de la natalidad mediante píldoras, pomadas, T de cobre, preservativos y otros artificios son magníficos, pues así el matrimonio no se llena de hijos.

J. FALSO. El control de la natalidad es un invento aberrante creado por el humanoide de nuestros días para poder FORNICAR cuantas veces se le antoje sin el supuesto peligro de que la mujer quede embarazada. No es un magnífico invento, pues al final todos estos mecanismos alteran las hormonas de la mujer, la hacen proclive a enfermedades ─como la píldora anticonceptiva─ y le desequilibran el sistema nervioso. El sistema conocido como TANTRA-YOGA, AGNI-YOGA, SAHAJA MAITHUNA, KRIYA-YOGA, etc., permite a la pareja humana disfrutar del goce sexual sin perder el licor seminal, es decir, SIN FORNICAR. El Gnosticismo conoce estos sistemas y los practica.

K. La mente humana es formidable, pues es capaz de hacer maravillas.

K. FALSO. LA MENTE es un funcionalismo más de nuestra anatomía oculta, pero no es todo. La mente tiene muchos niveles inconscientes que, desgraciadamente, el ente humano no se digna investigar. En esos niveles inconscientes existen verdaderas aberraciones inimaginables. Tales aberraciones constituyen lo que podríamos llamar EL YO, EL EGO, EL SÍ MISMO, EL MÍ MISMO, etc. Esos estados abominables son el SATÁN de las religiones. La mente puede ser transformada en algo grandioso, pero antes hay que limpiarla de esos huéspedes malignos que ocasionan las amarguras de la gente y de la sociedad en general.

L. La ciencia es milagrosa, hace verdaderos prodigios, lo explica todo, lo sabe todo. No hay como la ciencia.

L. FALSO. Lo que hoy llamamos ciencia no es tal. La verdadera ciencia cura las enfermedades de raíz, no simplemente elabora calmantes para soportar las mismas. Los llamados «científicos» de la medicina creen conocer el cuerpo humano, mas en verdad ignoran muchísimas cosas sobre el mismo. La susodicha ciencia lleva ya muchísimos años queriendo erradicar el cáncer y, aun con instrumentos que hoy son calificados como ultramodernos, tan solo consigue retrasar la muerte de los afectados por ese maligno cancro. La verdadera ciencia es una ciencia CON AMOR, y no busca experimentar sus aberraciones médicas utilizando como cobayas a animalitos que sufren un infierno mientras son utilizados en los laboratorios de las empresas farmacéuticas. Un simple champú es probado miles de veces rociándolo sobre los ojos de un conejillo ─pues este animalito siempre los tiene abiertos─, y cuando finalmente dejan de pudrirse los ojos de esas criaturas entonces se empiezan a vender a las personas. ¿Es esto ciencia o es maquiavelismo? Lo mismo se hace hoy en día con los fetos abortados: se usan para elaborar cremas que luego se venden con el propósito de que la piel de la mujer aparezca rejuvenecida.

Con la cacareada ciencia hemos destruido la capa de ozono de nuestro mundo a causa de los combustibles que impulsan los cohetes que lanzamos al espacio. Ahora esa capa de ozono, al no existir, nos hace proclives a padecer cáncer de piel debido a la influencia de los rayos ultravioleta de nuestro Sol al caer sobre nuestro organismo. Esa misma ciencia cada día elabora más y más armas de destrucción masiva para ser utilizadas en una TERCERA GUERRA MUNDIAL. Ha sido un laboratorio chino el creador de la pandemia que hoy vivimos y que hemos llamado el COVID-19, enfermedad que está llevando a la tumba a miles y miles de personas en el mundo entero. Y ¿qué ha hecho la ciencia? Pues crear una falsa «vacuna» que, para colmo, produce efectos secundarios horrendos, tales como esterilidad, trombosis, paros cardíacos, ataques cerebrales… Y lo peor de todo esto es que la misma ciencia NO SE HACE RESPONSABLE de esos efectos secundarios y, para colmo de los colmos, la quiere imponer como OBLIGATORIA a nivel mundial. Y todos los gobiernos callan.

M. Marchamos hacia el progreso. Pronto tendremos una sociedad en la que imperarán la paz, la abundancia y la armonía.

M. FALSO. El progreso de la humana especie ha venido siendo una utopía que solo se pueden creer los fanáticos materialistas. Si realmente fuéramos progresistas no habríamos generado una Primera Guerra Mundial y tampoco una segunda, y estamos a punto de quedar atrapados en una nueva confrontación mundial o Tercera Guerra Mundial con consecuencias inimaginables. El pseudohombre de nuestro tiempo cada día se hace más y más egoísta y perverso. El hambre y la miseria están acabando con sociedades enteras en los cinco continentes. El agua comienza a ser un bien escaso para todos. Ninguna de las organizaciones mundiales destinadas para traer la paz ha logrado que se reconcilien el Este y el Oeste. Cada una de las potencias mundiales se jacta de estar enseñando sus mejores armas de destrucción masiva y llegará un momento en que las utilizarán todos contra todos. Entonces asistiremos al GRAN HOLOCAUSTO que pondrá fin a la raza Aria, tal como lo profetizaron hace siglos muchos profetas, enviados, iluminados y sobre todo nuestro Patriarca, el V.M. Samael Aun Weor.

N. Finalmente, todo se arreglará y dentro de poco viviremos felices.

N. FALSO. Esas son las ambiciones del humanoide terrenal, pero los mismos científicos ya han dicho que NO HAY VUELTA ATRÁS debido a que el cambio climático provocará inundaciones espectaculares como las que ya estamos viendo por todas partes de nuestro mundo, volcanes que ya han comenzado a hacer erupciones acompañadas de terremotos que lo arrasan todo, tsunamis derivados de los mismos terremotos, ciclones, huracanes, etc., etc., etc. Ya se ha comprobado que los ejes de nuestro mundo están cambiando apresuradamente y pronto el ecuador se convertirá en polos y los polos serán el nuevo ecuador. Indudablemente que el origen de semejante cambio está en la cercanía de ese gigante planetario que llamamos HERCÓLUBUS, que cada día se acerca más y más a nuestro mundo. Todo esto forma parte de la mecánica celeste. Así ocurrió con el hundimiento de ese continente legendario llamado ATLÁNTIDA y asimismo ocurrió con el continente llamado LEMURIA. ¡La suerte está echada, perínclito lector!

Después de estas reflexiones, permitidme acotaros unas frases que considero oportunas:

«Las mentiras del corazón comienzan desde la cara».
Quevedo

«No es la mentira que pasa por la mente, sino la que entra y arraiga en ella, la que hace mal».
Bacon

«Una mentira no puede durar siempre».
Carlyle

«Una mentira es como una bola de nieve: cuanto más rueda más grande se hace».
Luther

«La mentira adornada se equivoca con la verdad desnuda».
Conde Cervellón

MUNDUS VULTIDECIPI.
─‘El mundo gusta de ser engañado’─.
KWEN KHAN KHU

1 comentario
  • Cuando mi mente me confunde y estoy plagado de mí mismo encuentro refugio en esta página. Aunque gustamos de ser engañados, es imposible negar las palabras que aquí están escritas.

*

code