Ego, Esencia y Realidad

Ego, Esencia y Realidad 1583 890 V.M. Kwen Khan Khu

Pensamiento y frases de carácter filosófico, poesías brotadas de un corazón nostálgico y narraciones de vivencias místicas variadas, constituyen el contenido de esta obra: EGO, ESENCIA Y REALIDAD.

Siguiendo los parámetros de la filosofía llegamos fácilmente a la eterna conclusión, según la cual, existe una lucha permanente entre el Ego humano y la Esencia anímica que habita el interior del hombre. Ego y esencia siempre han mantenido un duelo mortal en la escenografía de la vida humana. El primero queriendo arrebatar al ente humano sus valores esenciales, para llevarlo a su terreno, el de la confusión y el caos. La segunda, intentando manifestarse, entre la maraña de complicaciones que nos envuelven a todos, en este mundo sometido a una densidad de leyes que se hace, cada vez, más y más insoportables.

Es obvio que la esencia es lo divinal en el hombre, el contacto con el REAL Ser de la filosofía y, en contrapartida, el Ego es aquello abominable que contradice en su forma y en su fondo a lo divino.

Ambas fuerzas (Ego y Esencia) se manifiestan, de instante en instante, en todos los actos de nuestra existencia y, al final de la misma, según los resultados de este arduo combate, el triunfo será para el SER o para el NO SER de la filosofía Shakesperiana.

El autor, V.M. Kwen Khan Khu, mediante este tratado, nos hace partícipes de un recorrido por entre las intrincadas calles de la anatomía psíquica y espiritual de la criatura viviente que llamamos equivocadamente hombre; para demostrarnos una y otra vez, que aún no hemos alcanzado la estatura moral y espiritual que engañosamente creemos poseer.

EGO, ESENCIA Y REALIDAD, es un canto a la aventura que habrá que llevarnos a la última meta ansiada por los amantes de la verdad, equivalente poético y filosófico de aquellos viajes de los titanes mitológicos que codiciaron mil veces conquistar el “vellocino de oro” aposentado en la cólquida…

En muchos de los poemas, aquí mostrados, se vislumbra claramente el hambre espiritual que se respira en estos tiempos de barbarie y que, inexplicablemente, los sociólogos y políticos de nuestro tiempo bautizan siempre con el adjetivo de “modernos”.

Es indispensable volver al “mundo de las reflexiones evidentes” del cual nos habló siempre la Gnosis (madre de todos los conocimientos, al decir de los más insignes exegetas) y, para ello, es prioritario que el hombre abandone su sueño conciencial y despierte a la REALIDAD SUPREMA, el mundo del SER.
Las páginas de este tratado, amigo lector, son una referencia válida para todos aquellos que, queriendo desembarazarse del falso sentimiento del Yo, quieren acelerar el crecimiento de su esencia interior (el alma humana) y entrar victoriosos en el reino de la verdad, en el seno de la GRAN REALIDAD.

Esa REALIDAD expresada por todos los hombres que en el mundo han sido, esa misma REALIDAD a la que aspiraron siempre los santos, anacoretas y místicos de todos los tiempos, no es un mito, ni una leyenda, es una vivencia perfectamente alcanzable cuando estamos dispuestos a dejarlo todo, para encontrarla a ella… Digamos, por tanto, con los filósofos: “DIGNA MERCES LABORE” (trabajo dignamente recompensado), serán tus tareas en busca de la verdadera luz…

OREMUS…

Leer en linea
1 comentario

*

code