¡El misterio de la Sábana Santa o Santo Sudario!

¡El misterio de la Sábana Santa o Santo Sudario! 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Queridos lectores:

Os quiero hacer llegar un análisis sobre el enigma que rodea a:

¡EL MISTERIO DE LA SÁBANA SANTA O SANTO SUDARIO!

Desde hace siglos se intenta saber si realmente el famoso sudarium de Turínes o no una verdadera reliquia sagrada como lo han afirmado muchos y otros tantos lo siguen negando. Una gran cantidad de científicos de los siglos XIX, XX y XXI han intentado muchísimas veces escudriñar la verdadera naturaleza de dicho sudarium o sábana mortuoria y, a pesar de haberse utilizado instrumentos altamente científicos, no se ha podido concluir, en el mundo científico intelectual, que se trate de una farsa o de una mentira bien arreglada…

Así pues, en medio de esta turbulencia conceptual, el Gnosticismo afirma contundentemente que dicha sábana es REAL y tiene una explicación que escapa al mundillo intelectual de hoy en día, pues se trata de un fenómeno metafísico que ha tenido repercusiones tridimensionales. A fin de hacer llegar a vosotros, queridos amigos, la verdadera naturaleza de este fenómeno, os hago saber lo siguiente:

  1. Primeramente, el Venerable Maestro Aberamentho ─entiéndase: Jesús de Nazaret─ fue y es un INDIVIDUO SAGRADO de muchísimas exaltaciones, de allí que lo consideremos MAESTRO DE MAESTROS y Jefe Supremo de la Blanca Hermandad.
  2. A los efectos, hay que añadir que este gran SER no solo tiene encarnada su Maestría, sino que la misma posee los cuatro Kayas a los que puede aspirar un Maestro Liberado, es decir: el cuerpo de Nirmanakaya, el de Sambhogakaya, el de Addikaya y el sacratísimo Dharmakaya o Cuerpo de Perfección. Añádase a esto que el V.M. Aberamentho es un PARAMARTHASATYA, es decir, un habitante del Absoluto que ha renunciado, por amor a la humanidad, al disfrute eterno del inmanifestado AIN para estar con nosotros siguiendo el curso de los acontecimientos que han de vivir nuestro mundo y la raza humana.
  3. Durante el viacrucis de este santísimo SER, mientras cargaba la cruz que lo llevaría al Gólgota, una mujer llamada Verónica, teniendo piedad de aquel Iniciado de Iniciados, se acercó al mismo con el propósito de secarle el sudor de su rostro y la sangre que brotaba de sus sienes a causa de la corona de espinas que le habían maquiavélicamente colocado sobre su cabeza. Después de colocar aquel pequeño sudarium ─como llamaban los romanos a eso que en nuestros días llamamos pañuelo─ sobre el rostro del Nazareno, con sorpresa aquella mujer y la multitud que la rodeaba observaron estupefactos que en dicho pañuelo o pequeño sudarium había quedado estampada, como si se tratase de una fotografía, la imagen del Redentor, vale decir del Cristo Jesús. Esto es histórico, lo afirman contundentemente las mismísimas Sagradas Escrituras…

Entonces, apreciado lector, si esto sucedió con un simple pañuelo, ¿acaso no podría suceder con la sábana que envolvió el cuerpo sacratísimo del Gran Kabir de Galilea? Hemos de saber que este extraordinario SER tenía encarnado el estado de AIN SOPH PARANISHPANNA. ¿Qué significa esto desde el punto de vista kabalístico? Pues veamos directamente lo que nos dice el Avatara de Acuario, V.M. Samael Aun Weor, en su obra TAROT Y KÁBALA:

«Dentro del hombre existe un rayo divino. Ese rayo divino quiere volver a su Estrella que siempre le ha sonreído. La Estrella que guía nuestro interior es un átomo superdivino del Espacio Abstracto Absoluto. El nombre cabalístico de ese átomo es AIN SOPH. El AIN SOPH es nuestra estrella atómica. Esa Estrella resplandece llena de gloria en el Espacio Abstracto Absoluto. De esa manera, de esa Estrella emanan Kether el Padre, Chokmah el Hijo y Binah el Espíritu Santo de todo hombre.

El AIN SOPH sin conciencia de su propia felicidad no es felicidad. El rayo el Espíritu tuvo conciencia mineral, vegetal y animal. Cuando encarnó por primera vez en el cuerpo humano salvaje y primitivo, despertó como Hombre y tuvo autoconciencia de su propia felicidad. Entonces el rayo pudo haber regresado a la Estrella que guía su interior.

Debemos hacer una diferenciación específica entre el AIN SOPH y el AIN SOPH PARANISHPANNA: en el primer caso no existe autorrealización interior, en el segundo caso sí existe. Cualquier Mahatma sabe muy bien que antes de entrar al Absoluto debe disolver los Cuerpos Solares; el día que nos liberamos dejamos abandonados todos los vehículos. ¿Para qué fabricamos los Cuerpos Solares? ¿Para qué bajamos a la Novena Esfera si tenemos que abandonar los Cuerpos Solares? ¿Para qué hacer una cosa que no se va a usar? De cada uno de tales vehículos crísticos, al disolverse, queda un átomo simiente. Es ostensible que de tales vehículos quedan cuatro átomos simientes.

Es indubitable que tales átomos corresponden a los cuerpos físico, astral, mental y causal. Es obvio que los cuatro átomos simientes se absorben dentro del átomo superdivino AIN SOPH PARANISHPANNA junto con la Esencia, principios espirituales, leyes y las tres fuerzas primarias. Luego viene la noche profunda del Maha-Pralaya. El AIN SOPH sin Autorrealización Íntima no posee los cuatro átomos simientes, es un átomo simple del Espacio Abstracto Absoluto solamente con las tres fuerzas primarias: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Un átomo de un Maestro que se ha liberado es muy distinto de un átomo AIN SOPH sin autorrealización. En la aurora de un Maha-Manvantara, un autorrealizado desdobla sus cuerpos, entrando en actividad sus gérmenes. Posee los Cuerpos Solares, los restaura si lo desea en cualquier momento. El haber fabricado esos cuerpos le da Conciencia autónoma.

El AIN SOPH que posee los átomos simientes puede reencarnarse a la hora que quiera y queda vestido con sus Cuerpos Solares. Cuando quiera manifestarse emana esos átomos simientes solares y aparece en cualquier parte del espacio.

Hay una fórmula que define todo y es esta: C. O. N. H.

Son cuatro fuerzas, los cuatro cuerpos de un Iniciado, cuatro cuerpos con los cuales se viste la Seidad cuando quiere manifestarse:

  1. C. Carbono: En Alquimia la letra C simboliza al Cuerpo de la Voluntad Consciente, el Carbono de la química oculta.
  2. O. Oxígeno: En Alquimia la letra O simboliza al verdadero Cuerpo Mental Solar, fabricado en la Forja de los Cíclopes, el oxígeno de la química sagrada.
  3. N. Nitrógeno: En Alquimia la letra N simboliza al auténtico Cuerpo Astral Solar, tan diferente del cuerpo de deseos; es obvio que el legítimo cuerpo sideral es el nitrógeno de la química oculta.
  4. H. Hidrógeno: En Alquimia la H simboliza al Cuerpo Físico, el vehículo de carne y huesos tridimensional.

En el AIN SOPH PARANISHPANNA están los cuatro cuerpos, de ahí emanan los cuerpos con los que la Seidad se viste y los fabrica instantáneamente, es decir, en el momento en que quiera trabajar en un mundo en bien de la humanidad apareciendo como un Maestro Autorrealizado, autoconsciente, dueño de la vida y de la muerte. Las tres fuerzas primarias: el Santo Afirmar el Padre, el Santo Negar el Hijo y el Santo Conciliar el Espíritu Santo, se manifiestan mediante los átomos: C. O. N. carbono, oxígeno, nitrógeno; el H hidrógeno es una fuerza libre de las otras tres, por lo tanto es el Vehículo Físico, el cual sirve de instrumento a los Cuerpos de Voluntad, Mental y Astral.

No exageramos si enfatizamos la idea trascendental alquimista de que el AIN SOPH PARANISHPANNA posee dentro de sí mismo los cuatro átomos simientes: C. O. N. H.

Con estos cuatro átomos alquímicos el AIN SOPH PARANISHPANNA reconstruye el carro de Merkabah, los Cuerpos Solares, para entrar en cualquier universo cuando es necesario».

Ahora bien, apreciados lectores, he aquí una pregunta: ¿qué saben los cientificoides actuales acerca de la química oculta? ¿Qué saben, asimismo, de la capacidad de acción de la física cuántica en relación con los vehículos atómicos de un Ser autorrealizado de la calidad de un Jesús de Nazaret? ¿¿¿Qué saben de las facultades que permiten a un Ser como el Gran Kabir de Galilea dejar su impronta en un pañuelo o sudarium o en una Sábana Santa??? RESPUESTA: ¡¡¡nada, nada, nada!!!

Y he aquí otra pregunta: ¿qué quiso dar a entender el V.M. Aberamentho dejándonos la impronta de su cuerpo plasmada en aquella sábana sagrada después de su crucifixión? Respuesta: lo que quiso este bendito Maestro fue demostrarnos que, aun después de su aparente muerte, él seguía mostrándose para la humanidad de la forma que le apeteciera… Para eso existen esos cuatro átomos simientes del AIN SOPH PARANISHPANNA, nada más y nada menos. Y fue gracias a esos átomos simientes como el Gran Kabir de Galilea pudo seguir instruyendo durante once años, después de su crucifixión, a sus apóstoles, dictándoles lo que hoy conocemos como LA PISTIS SOPHIA, obra monumental que solamente ha podido ser develada por nuestro Patriarca Samael Aun Weor.

He aquí, caro lector, este sagrado misterio que envuelve a esta sacrosanta reliquia conocida hoy como EL SANTO SUDARIUM.

Os dejo algunas frases para la reflexión:

«La pasión es como el dolor y, como el dolor, crea su objeto. Es más fácil al fuego hallar combustible que al combustible fuego».
Unamuno

«Solo las pasiones, las grandes pasiones, pueden elevar el alma a las grandes cosas».
Diderot

«La carrera de la vida es breve, la de la gloria es eterna».
Cicerón

«La gloria marcha por un camino tan estrecho que solo puede ir un hombre de frente».
Shakespeare

OMNIA IN DUOBUS, DUO IN UNO, UNOS IN NIHILO.
─‘Todo se resume en la dualidad, la dualidad en la unidad y la unidad en la nadidad’─.

SEAN CON TODOS VOSOTROS LAS MARAVILLAS DEL ESPÍRITU POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS.
Kwen Khan Khu

1 comentario
  • Una vez más el Venerable Maestro Khwen Khan Khu dando cátedra y enseñando lo verdaderamente importante en este mundo euclidiano.
    Gracias por sus palabras llenas de sabiduría trascendental.
    Paz inverencial .: