El universo de la Ética

El universo de la Ética 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Muy amados amigos y amigas:

Os hago llegar unas letras para adentrarnos en la descripción de eso que llamamos:

EL UNIVERSO DE LA ÉTICA

Ante todo, estimados lectores y lectoras, debemos tomar en consideración lo siguiente:

  1. La Ética emana del KETHER, el Anciano de los Días de los gnósticos.
  2. La Ética es fruto del autorrespeto del SER hacia sí mismo.
  3. Siendo el SER la unidad múltiple perfecta, se mantiene siempre en el terreno de la ÉTICA SUPERIOR, para nunca asemejarse a la PLURALIDAD MÚLTIPLE EGOICA, su antítesis…
  4. «El SER es el SER y la razón de ser del SER hay que buscarla en el mismo SER», ha dicho muy acertadamente el V.M. Samael Aun Weor, padre de la Gnosis contemporánea.
  5. Con la Ética formaron los Cosmocratores el universo y las jerarquías que lo sostienen.
  6. La Ética, y no la moral, es la que rige la conducta de los Arcontes del Destino. Por ello estos últimos están más allá de todos los códigos de moral existentes en el mundo.
  7. En el terreno de la Ética no hay discusiones intelectuales sino acciones equilibradas en armonía con la Voluntad del Padre.
  8. Entonces podemos inferir que la Voluntad del Padre y la Ética son un todo indisoluble.
  9. Los desideratos del Real Ser pueden no encajar en los códigos de moral de las religiones muertas y, sin embargo, constituyen un noúmeno ideológico trascendente y trascendental.
  10. Es sorprendente que los movimientos éticos, aunque no sean comprendidos a veces por las multitudes, no pueden ser rebatidos porque se encuadran en el recto sentir, recto pensar y recto proceder. Claro está, los sentimientos, pensamientos y acciones a los cuales aquí nos referimos no guardan relación con el sentimentalismo, el pietismo o las acciones hipócritas del común y corriente de los seres humanos.
  11. Cuando violamos la Ética que nos marca el Padre dentro del Camino Secreto o esotérico, caemos en desgracia, pues nos separamos de la acción lacónica del SER y tomamos lo falso por verdadero, cayendo entonces en un abismo de ignorancia con consecuencias muy graves.
  12. En el círculo de los Adeptos de la Gran Luz, cada Iniciado trabaja con la Ética que le marca su Real Ser interior y, curiosamente, jamás se producen disputas entre ellos porque la Ética permite, dada su naturaleza, ser comprendida por todos aquellos que han disuelto el Ego o lo están disolviendo sobre la marcha.
  13. Es la Conciencia despierta, libre del Ego, la que captura y ejerce la Ética del Padre que está en secreto.
  14. La Conciencia despierta recibe mandamientos revolucionarios y los ejecuta porque siente y sabe que esos mandamientos proceden de la Voluntad del Real Ser interior profundo.
  15. Trasladando todas estas disquisiciones filosóficas y teológicas al terreno de la realidad, comprendemos entonces por qué Jesús el Cristo, por ejemplo, amó a María Magdalena en secreto durante su proceso iniciático.
  16. Es incuestionablemente que Jesús tenía el deber de desterrar del mundo psico-metafísico de la Magdalena los siete demonios que citan las Sagradas Escrituras, viva alusión a los siete pecados capitales.
  17. Desgraciadamente, las iglesias muertas, desconocedoras del Camino SECRETO, jamás entendieron este drama, puesto que ellas están divorciadas de la teología esotérica.
  18. Como consecuencia de lo anterior es fácil colegir que las iglesias muertas jamás aceptarían esta realidad vivida por el Nazareno, pues todo eso se sale de sus cánones de carácter dogmático.
  19. En el Zen oriental la conducta de los Maestros para con los discípulos está basada en la Ética del SER. Empero, en Occidente veríamos muy mal que un Maestro Zen, queriendo ayudar a un discípulo a escaparse del mundo de la relatividad para caer en el Vacío, le propinase una patada en el estómago con el fin de alcanzar dicho estado metafísico. Tampoco entenderían las multitudes que horas más tarde el discípulo abandonase su desvanecimiento, se levantase del suelo y abrazase a su Maestro en un gesto de agradecimiento…
  20. Debemos enfatizar que la Ética camina al lado de la Lógica superior, desconocida por los secuaces de la lógica formal de un Augusto Comte, de un Engels o de un Carlos Marx.
  21. La Lógica superior establece entre otras cosas: «Una ley superior trasciende a una ley inferior». Entonces, lo que podría parecer incongruente resulta teniendo una hondísima explicación en el seno del Padre.
  22. Digamos para finalizar: el hecho de que una ley superior trascienda a una ley inferior nada tiene que ver con eso otro que algunos afirman: «No importan los medios, lo que interesa es el fin», eslogan este utilizado en la historia de nuestro afligido mundo para cometer actos irracionales y terribles crímenes contra la humanidad.

Os dejo ahora unas frases para vuestra reflexión, veamos:

«El corazón y el espíritu son los dos platillos de una balanza. Sumid el espíritu en el estudio y vuestro corazón se elevará al cielo».
Victor Hugo

«El espíritu humano avanza de continuo, pero siempre en línea espiral».
Goethe

«Cuando todo lo que tenemos de mortal esté revestido de inmortalidad, sentiremos mejor la dignidad de nuestra alma y la eminencia de sus cualidades, sabremos entonces lo que es un espíritu».
Victor Hugo

«Si las puertas de la percepción fuesen limpiadas, todo se vería como es: infinito».
Blake

«El necio se sienta a la orilla del río a esperar a que acabe de pasar el agua, pero esta fluye y continuará pasando eternamente».
Horacio

OM TAT SAT TAN PAN PAZ.
KWEN KHAN KHU

*

code