Concomitancias relevantes en torno a la Via Seca o Via Directa de la Alquimia

Concomitancias relevantes en torno a la Via Seca o Via Directa de la Alquimia 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Queridos lectores:

Os hago llegar estas reflexiones concernientes a:

CONCOMITANCIAS RELEVANTES EN TORNO A LA VÍA SECA O VÍA DIRECTA DE LA ALQUIMIA

Cuando leemos las obras del Padre del Gnosticismo contemporáneo: V.M. Samael Aun Weor, y, sobre todo, aquellas concernientes al NACIMIENTO ESPIRITUAL como uno de los tres factores de la Revolución de la Conciencia, nos encontramos entonces con la secreta y sagrada ciencia de la Alquimia. En dicha ciencia se exponen dos vías de experimentación para el devoto interesado en adquirir su renacimiento espiritual o Piedra Filosofal. A este respecto, ya muchos Maestros del arte transmutatorio de la antigüedad se habían pronunciado aludiendo a una serie de pormenores a tomar en cuenta cuando se decide marchar hacia la confección de la Gran Obra interior…

Inclusive, el alquimista que vivió a comienzos del siglo XX, llamado Fulcanelli, en su obra Las moradas filosofales, escribió en torno a la Vía Seca lo siguiente:

«Pero a la inversa de la Vía Húmeda, en la que los utensilios de vidrio permiten el control fácil y la observación justa, la Vía Seca no puede esclarecer al operador en un momento dado cualquiera del trabajo [léase: el devoto recibe muy poca información sobre la marcha de los trabajos]. Asimismo, aunque el factor tiempo, reducido al mínimo, constituye una ventaja seria en la práctica del Ars Brevis, como contrapartida, la necesidad de elevadas temperaturas presenta el inconveniente de una incertidumbre absoluta en cuanto a la marcha de las operaciones. Todo acontece en el más profundo misterio en el interior del crisol [léase: de la sexualidad] cuidadosamente cerrado, sumergido en el centro de los carbones incandescentes. Importa, pues, ser muy experimentado y conocer bien el comportamiento y la potencia del fuego, pues, desde el comienzo hasta el fin, no se podrá descubrir en él la menor indicación. Todas las reacciones características de la Vía Húmeda [léase: Nirvánica] están indicadas en los autores clásicos, por lo que le es posible al artista estudioso adquirir puntos de referencia bastante precisos para autorizarlo a emprender su larga y penosa obra. Aquí, por el contrario, desprovisto de toda guía, el viajero, intrépido hasta la temeridad, se interna en este desierto árido y quemado. No hay ninguna ruta trazada, ningún indicio ni ningún jalón; nada más que la inercia aparente de la tierra, de la roca y de la arena. El brillante caleidoscopio de las fases coloreadas no ameniza lo más mínimo su marcha [léase: ni siquiera las experiencias astrales le informan sobre su camino] indecisa; prosigue a ciegas su camino, sin otra certidumbre que la de su fe y sin otra esperanza que su confianza en la misericordia divina…».

Es indiscutible, paciente lector, que las enseñanzas entregadas por nuestro Avatara, según él mismo lo enfatizó, pertenecen a la Vía Directa o Vía Seca que acabamos de plantear en líneas anteriores. Se trata, pues, de una vía en la que habremos de vivir todos los procesos mostrados por el Gran Kabir de Galilea en una sola existencia… Y eso resulta muy doloroso. Esto hay que tenerlo presente.

Cuando un servidor comenzó el levantamiento de sus Serpientes de Fuego, a la altura de la serpiente relacionada con mi vehículo ASTRAL, el Adepto que operó la ceremonia que indicaba el final del trayecto de dicha serpiente me dijo lo siguiente en aquel ritual:

─¡Usted ha de saber que todos sus procesos, a lo largo de toda su vida, estarán acompañados de PENAS MORALES! ─Y acotó:─ ¿Usted está dispuesto a vivirlos?

Mi respuesta inmediata fue:

─¡¡¡Sí, estoy dispuesto!!! ─aun a sabiendas de lo que me aguardaba…

Aquello se intensificó terriblemente cuando mi Real Ser tomó la determinación de marchar por la Vía Directa. Entonces tuve que acostumbrarme a la mezcla de vivenciar estos misterios acompañado siempre de dolor, dolor y más dolor.

Empero, he aquí una pregunta, lectores y lectoras: ¿por qué esto tiene que ser así, de esta manera tan tortuosa?

Respuesta: pues, sencillamente, porque la Vía Directa persigue sacarnos de la espantosa rueda de nacimientos y muertes ─léase: Samsara─, y a los efectos hemos de abandonar el escenario cósmico para ser establecidos en el AIN SOPH de la Kábala. Esto es lo que se llama liberación interior…

Obviamente, ínclito lector, es el Padre de todas las Luces quien ha de decidir qué vía alquímica nos tocará vivir, nosotros simplemente debemos obedecer…, eso es todo.

Así pues, hemos de prepararnos profundamente, de manera psicológica, para afrontar los retos que este Camino Hermético nos depara.

A los efectos, hemos de saber que, a medida que vayamos avanzando en esta travesía, iremos pasando agonía tras agonía y aquello nos parecerá, en un momento determinado, como algo INTERMINABLE…

Iremos siendo despojados de lazos y fuerzas afectivas que nos ligan a cosas y personas, y todos aquellos desprendimientos provocarán en nuestras carnes psicológicas y anímicas espantosos dolores y profundas amarguras de manera constante…

Si os escribo todas estas cosas es solamente con el ánimo de advertiros acerca de esta calamitosa senda que, sin embargo, es la única real y verdadera que nos conectará con nuestro Padre que está en secreto.

No resultará, pues, extraño que aquellos que tengan hijos probablemente experimentarán, como parte de su vía crucis, tener que ver a sus propios descendientes convertidos en sus mismos judas; o tal vez tengáis que enfrentaros a la triste realidad de ver que vuestros propios compañeros de camino hasta un punto, luego NO OS COMPRENDAN más porque ellos habrán tomado la Vía Húmeda ─Nirvánica─ y vosotros quizás la Vía Seca… Todos estos son aspectos que es necesario reflexionar porque una vez embarcados en el bote de la ciencia alquímica no hay vuelta atrás…….

La angustia, la ansiedad, la incertidumbre, serán las compañeras de todos aquellos que, queriendo hacer un buen trabajo interior en la Vía Seca, teman estar marchando por senderos equivocados. Para colmo de los colmos, nuestro Patriarca, el V.M. Samael Aun Weor, ya lo dijo en sus obras:«¡¡¡En este Camino Secreto, cuando uno cree que va muy bien resulta que va muy mal, y cuando creamos que vamos muy mal entonces es probable que estemos marchando muy bien!!!».

¡Así son las cosas, queridos amigos!

Es por ello que para triunfar en la llamada GRAN OBRA INTERIOR es necesario blindarse contra los enemigos secretos internos ─los agregados psicológicos indeseables─ y externos ─como la Logia Negra─, y para ello es necesaria la oración a nuestra Divina Madre y a nuestro Padre que están ambos en secreto. Todo esto robustecerá nuestra FE y esa será, en esta ruta incierta, nuestra guía, nuestro faro de luz, nuestra estrella luminosa que marcará en todo momento el Norte en nuestro viaje hacia el SER…

Permitidme dejaros unas frases para vuestra reflexión:

«Cuando la vida da facultades, da junto a ellas responsabilidades».
Rómulo Gallegos

«Para todo hay un momento marcado, y cada hecho tiene su tiempo marcado en el cielo».
Eclesiastés

 «No hay persona sabia sin fe».
Tertuliano

 «El hombre de fe es eterno en su esperanza».
Lucas Fernández de Ayala

QUEN QUINEQUIS, QUEN QUI MANES, IN XOCHITL IN CUICATEL.
─‘Solo del cielo bajan las flores, solo del cielo bajan las virtudes’─.
Proverbio nahua

KWEN KHAN KHU