¡La conciencia, la iniciación y el lenguaje!

¡La conciencia, la iniciación y el lenguaje! 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Apreciado lector:

Quiero haceros llegar el siguiente mensaje relacionado con:

¡LA CONCIENCIA, LA INICIACIÓN Y EL LENGUAJE!

Estimado lector:

Cuando hemos conocido la Gnosis obedeciendo a un llamado interior que nos ha llevado hasta ella, comenzamos nuestro periplo esotérico tratando de reunirnos, un día, con nuestro REAL SER. Hay quienes comienzan este periplo a temprana edad, otros a una edad madura y algunos otros ya en la vejez.

En todo caso, lo interesante es contactar con la veritas sapientia que nos lleve al estudio de sí mismos y a la práctica de los llamados TRES FACTORES DE LA REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA. Entonces, querido lector, comenzamos nuestro aprendizaje con las fases A, B y C de nuestras sagradas enseñanzas, que vienen a ser el kindergarten de nuestra trayectoria. En ese período nos empezamos a nutrir con la terminología gnóstica y, asimismo, empezamos a tratar de adiestrarnos con las prácticas propias de nuestro Evangelio.

Posteriormente, cuando ya estamos considerados como verdaderamente interesados en nuestros estudios, se nos entrega el Arcano de los Arcanos, y con esa llave o clave nos introducimos en la más alta de todas las magias, que no es otra que la suprasexualidad.

Esta Alta Magia empieza a operar en nosotros diversos portentos, variadas metamorfosis, si la realizamos de acuerdo con las reglas herméticas, vale decir, si somos capaces de SABER NUTRIRNOS CON EL PODER DEL VERDADERO AMOR, muy lejos, por cierto, de la sexualidad animal.

Cuando, finalmente, somos bendecidos por el Espíritu Santo y se despierta en la base de nuestra espina dorsal el llamado FUEGO SECRETO de nuestra bendita Madre interior o Stella Maris, entonces se habla de que, realmente, nos hemos introducido en el Sendero Hermético, ya que antes de que tal fenómeno ocurra seguimos siendo CHELAS o aspirantes al Sendero Sagrado. Cuando la flama serpentina comienza su recorrido por nuestros nadis vertebrales, entonces pasamos a ser ARHATS, es decir, alguien que está siendo bañado por las fuerzas del Espíritu Santo.

Cuando ese fuego serpentino ha recorrido toda nuestra espina dorsal y esto ha sucedido en varios de nuestros vehículos aparte de nuestro cuerpo tridimensional o material, entonces pasamos a ser llamados INICIADOS, porque hemos ido recibiendo INICIACIONES ligadas a los procesos de las SERPIENTES DE FUEGO y, más tarde, a las SERPIENTES DE LUZ. De este modo habremos culminado lo que llamamos los procesos correspondientes a la PRIMERA MONTANA, hablando en términos sagrados.

Durante todos estos procesos antes mencionados, vamos siendo instruidos, claramente, por nuestro Gurú, el V.M. Samael Aun Weor, y por nuestro Padre-Madre interior. Empero, si nosotros hemos ido llevando a cabo un buen binomio de NACIMIENTO Y MUERTE, entonces, a medida que se abre para nosotros el sendero que habrá de llevarnos hasta la SEGUNDA MONTAÑA, las instrucciones que iremos recibiendo se van tornando más secretas y el lenguaje que se nos irá otorgando será cada vez más oculto.

Eso significa que, a medida que vayamos DESPERTANDO CONCIENCIA y vayamos siendo consumidos por la flama serpentina, las cosas se irán tornando para nosotros más «laberínticas» ─para usar algún término─, y en esas circunstancias necesitaremos estar a la altura para comprender lo que se nos quiere indicar, pues de lo contrario podríamos quedarnos estancados en la travesía que intentamos llevar a buen término.

Para ser más claro en este asunto os diré, por ejemplo, que cuando al V.M. Samael le recomendaron, en la mitad de la SEGUNDA MONTAÑA, reanudar sus trabajos alquímicos después de una pausa magnética que duró aproximadamente ocho años, un Adepto se le acercó y, mostrándole una rama de una planta aromática, le dijo: «Debes comenzar a alimentarte con esta fragancia»… Afortunadamente, amigos y amigas, el Maestro Samael captó intuitivamente lo que se le quería indicar y puso en marcha sus destilaciones nuevamente.

Cuando a un servidor se le quiso advertir de que estaba entrando en la SEGUNDA MONTAÑA, aparte de haberme visto entrar en un desolado desierto, fui recibido por unos Adeptos que, misteriosamente, me dijeron: «¡Bienvenido a Yugoslavia!». Cuando regresé a mi cuerpo físico aquella frase retumbaba en mi cabeza y durante días estuve tratando de encontrarle su verdadero sentido, hasta que al fin lo encontré. Se me estaba diciendo: «Bienvenido al terreno que se tornará para ti como un YUGO EN LA VÍA»; y realmente así fue, querido lector, todo se comenzó a poner, como bien dice el Maestro Samael, color de hormiga

Es preciso, por todo esto, ahondar en nuestra muerte para que nuestra Conciencia se vaya expandiendo y podamos ser auxiliados cuando se nos entreguen instrucciones en forma kabalística, ya sea en forma de frases o de símbolos… El que tenga entendimiento que entienda y el que tenga oídos que oiga porque aquí hay sabiduría…..

En otro momento de su existencia nos dice el Maestro Samael que, cuando internamente le quisieron recordar sus compromisos para con la Blanca Hermandad, le pronunciaron la siguiente frase: «No te olvides de TIJITLIS» ¿¿¿¿????

Esa palabra, aunque la busquemos en un diccionario ruso, alemán, francés, español o hasta mongol, no la hallaremos nunca, pues es una palabra que pertenece a la lengua divina. Y ¿¿¿qué significa: TIJITLIS??? Respuesta: la doctrina. Se le estaba diciendo que tenía que continuar entregando las enseñanzas gnósticas…, nada más y nada menos… Y ¿qué pasaría si nuestra Conciencia no está a la altura de esta terminología? Pues, sencillamente, que tal vez nos extraviaríamos, terminaríamos quizás haciendo torpezas o abandonando la senda hermética… Eso les ha pasado a muchos que quisieron conquistar el cielo pensando solamente en sus alquimias y olvidándose de ¡¡¡LA NECESIDAD DE MORIR DE INSTANTE EN INSTANTE!!!

Al que ya ha llegado a la Maestría, por ejemplo al final de la Segunda Montaña, se le comienza a hablar internamente en un lenguaje absolutamente críptico. Es obvio, asimismo, que si se alcanza el estado de Maestro Liberado, las cosas se pondrán aún más y más obtusas para el discernimiento al que está acostumbrado el animal intelectual.

En su obra EL MATRIMONIO PERFECTO el Avatara nos dice, al respecto de todo esto, cosas como estas:

«De todas las oraciones rituales la más poderosa es el Padre Nuestro. Esta es una oración mágica de inmenso poder. Imaginación, Inspiración, Intuición, son los tres caminos obligatorios de la Iniciación.

Dice el Maestro Huiracocha lo siguiente:

“Primero es preciso ver interiormente las cosas espirituales y, luego, hay que escuchar el Verbo o la Palabra Divina para tener nuestro organismo espiritual preparado para la intuición.

Esta Trinidad se encuentra en las tres primeras súplicas del Padre Nuestro, a saber:

–‘Santificado sea tu nombre’, es decir, el Verbo Divino, el Nombre Magnífico de Dios, la Palabra Creadora.

–‘Venga a nos Tu Reino’, es decir: con la pronunciación del Verbo, de los mantras, viene a nosotros el Reino Interno de los Santos Maestros.

–‘Hágase tu Voluntad, así en la Tierra como en el Cielo’. En esto consiste la Unión de Dios, quedando todo resuelto”.

Con estas tres peticiones, dice Krumm Heller, hemos pedido íntegro, y si algún día lo logramos ya seremos Dioses, y por lo tanto ya no necesitamos pedir».

Y nos añade el Patriarca en otro de los capítulos de esa magna obra:

«Cuando el Iniciado ha sido iluminado por el Fuego Bráhmico entra en el Círculo Esotérico o Secreto de la Humanidad. En ese Círculo encontramos una familia inefable, constituida por aquellos viejos Hierofantes que se conocen en el mundo como Avataras, Profetas, Dioses, etc.

Los miembros de esta distinguida familia se encuentran entre todas las avanzadas razas de la humana especie. Estos seres son fundadores del Budismo, el Taoísmo, el Cristianismo, el Sufismo, etc., etc. Realmente, estos seres son pocos, pero a pesar de ser tan pocos, son en verdad los directores y rectores de la especie humana.

La Conciencia Cósmica tiene infinitos grados de desarrollo. La Conciencia Cósmica de un nuevo Iniciado es inferior a la de un Ángel y la de un Ángel no puede tener el desarrollo de la de un Arcángel. En esto hay grados y grados. Esta es la escala de Jacob.

Resulta imposible llegar a la Conciencia Cósmica sin la Santidad. Es imposible lograr la Santidad sin el Amor. El Amor es el camino de la Santidad. La forma de manifestación más grandiosa del Amor, se consigue durante la Magia Sexual. En esos instantes el hombre y la mujer son un solo ser hermafrodita, terriblemente divino».

Así pues, estimado lector, necesitamos de la MUERTE INTERIOR URGENTEMENTE para que nuestra Conciencia pueda ampliarse al igual que nuestra purificación o santidad. Es indispensable ir creciendo anímicamente con el auxilio del fuego, pero es también sumamente importante que nuestro edificio quede bien edificado sobre el terreno de Saturno para que nuestra obra sea completa y aprobada por los Dioses Santos…

Os dejo ahora unas reflexiones para meditar:

«No basta adquirir ciencia, es necesario también usarla».
Cicerón

«El sabio se acuerda de lo pasado, goza de lo presente y precave lo futuro».
Isócrates

«La sabiduría no es otra cosa que la ciencia de la felicidad».
Diderot

«Hablamos del más perfecto grado de perfección al que en esta vida se puede llegar, que es la transformación de Dios».
San Juan de la Cruz

Oremus…
KWEN KHAN KHU

*

code