Las paradojas e incongruencias que arrastran nuestro planeta y nuestra raza

Las paradojas e incongruencias que arrastran nuestro planeta y nuestra raza 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Queridos amigos:

Os hago llegar unos comentarios que considero interesantes para tratar de entender:

LAS PARADOJAS E INCONGRUENCIAS QUE ARRASTRAN NUESTRO PLANETA Y NUESTRA RAZA

A. Comencemos por comprender y enfatizar que, sin merecerlo, tenemos uno de los planetas más hermosos de nuestro Sistema Solar, en el cual hallamos una biodiversidad que parece rozar lo inimaginable. Nuestro mundo está lleno de océanos cargados de miles y miles de especies que habitan sus profundidades. Inclusive cada día la llamada «ciencia» se sorprende con nuevas criaturas halladas en el fondo de nuestras masas oceánicas.

Empero ─y aquí comienza nuestro rompecabezas─, estos océanos, que son una fuente no inagotable de vida, están siendo amenazados por la basura de todo tipo que los habitantes de este mundo vaciamos cada día sobre los mismos. Ya se ha lanzado un alerta mundial advirtiendo del peligro de destruir la fauna marina por la maquiavélica costumbre que tenemos los humanoides terrícolas de arrojar plásticos al mar y a los océanos.

Pero no es solamente plástico lo que les lanzamos a esas aguas, sino además residuos atómicos, residuos químicos, residuos de laboratorios biológicos al mejor estilo de Frankenstein, etc. Baste recordar la planta nuclear de Fukushima, en Japón, que continúa derramando residuos nucleares que contaminan y destruyen la vida del océano Pacífico y las vidas humanas…

B. Asimismo, hallamos en nuestro orbe inmensas estructuras montañosas, cañones rocosos, cordilleras espectaculares que antes se cubrían de nieve ofreciéndonos escenarios paisajísticos que deleitaban nuestro centro emocional y daban reposo a nuestra mente. Hoy estas cadenas montañosas han sido explotadas, nuevamente por el mamífero racional, y las ha convertido en lugares de aprovechamiento turístico con el agravante de que las estamos deformando, estropeando, arruinando de muchas formas y la susodicha nieve va desapareciendo de las mismas cada día más…

C. Las selvas de la Tierra son inmensas y llenas de una flora abundante, a tal punto que los mismos habitantes de Brasil han llegado a descubrir hasta trescientas formas de frutas, aparte de las ya conocidas, como las naranjas, las papayas, las sandías, etc., etc., etc. Existe una inmensa red de plantas que si se investigaran a fondo se lograría extraer de las mismas múltiples medicamentos para curar definitivamente muchísimas enfermedades. Empero, ahora mismo ¿qué está pasando con la Amazonía ─el pulmón de nuestro mundo─? Pues nada menos y nada más que esta extensa región selvática y reserva ultramaravillosa de nuestro planeta está siendo pasto de los incendios provocados por compañías transnacionales, las cuales, movidas por la codicia y amparadas por el respaldo de los gobiernos que comparten esa extensa masa territorial, saquean los bosques, la madera, las minas, y de paso la contaminación que todo eso genera va a parar directamente a los ríos, como el río Negro y el mismo río Amazonas. Todo eso genera un círculo vicioso que parece no tener fin. A este paso, en diez o veinte años la Amazonia se irá convirtiendo en una zona desértica y habrá dejado de ser el pulmón del mundo. Ya no habrá filtro para las ingentes cantidades de CO2 que hoy se esparcen, como una niebla maldita, por los cuatro puntos cardinales.

D. Unido a todo esto hemos de recordar que nuestro aire está, hoy más que nunca, contaminado en todas las regiones de nuestro globo. Existen lugares en India, en China, en Rusia, en Pakistán, en Estados Unidos, en África, en América del Sur…, en los cuales el aire es irrespirable y la mortandad anual de bípedos pseudohumanos es alarmante, asombrosa. Se han celebrado cumbres internacionales dizque con el propósito de frenar este espantoso problema, pero tales reuniones solamente sirven para hacerse fotos los dirigentes mundiales y enfatizar, nuevamente, su mala voluntad contra la vida humana. Ahora dicen que, probablemente, hacia el año 2030 comenzarían a reducir la producción de CO2 industrial que amenaza la atmósfera terrestre; pero esas son palabras, banalidades que forman parte de la oratoria y la charlatanería de los diplomáticos terráqueos. Nadie parece AMAR nuestra casa, la Tierra.

E. La pseudociencia de estos tenebrosos tiempos del Kali-Yuga ha conseguido romper la capa de ozono de nuestra madre Tierra, y ahora los rayos solares, que antes eran benignos, se han tornado peligrosos y podríamos decir MALIGNOS, por estar causando miles y miles de formas de cáncer de piel que, como sabemos, termina siendo mortal para la especie humana. Empero, la manía abominable de querer conquistar otros mundos, provocada por el YO DE LA CODICIA DEL HUMANOIDE, ha provocado otro basurero que se está acumulando alrededor de nuestro entorno planetario, allá en el espacio. Desde la Estación Espacial Internacional se han hecho fotografías espeluznantes que muestran millones de restos metálicos, restos de satélites ya inútiles, otros satélites que aún funcionan, y hasta las bombas nucleares SFBO, que en su día denunció nuestro Avatara en una de sus cátedras, orbitan alrededor de nuestro sufrido mundo. De todo esto habló el V.M. Samael, alertando a nuestra humanidad del peligro atómico que estaba creando la carrera armamentística de las llamadas SUPERPOTENCIAS…

F. Esta misma ciencia sin amor, que podríamos bautizar CIENCIA DEL ANTICRISTO, ha apostado por complacer la mezquindad del Ego humano y se ha puesto de rodillas ante el Yo para garantizarle sus intereses. De esta forma, la llamada ciencia, que debería estar solamente para provocar la armonía y el progreso de la humanidad en todos los escenarios, se ha especializado en MATAR. Así, en nuestros angustiosos días, muchas mujeres, enloquecidas y tragadas por la Bestia mencionada en el Apocalipsis cristiano bajo el número 666, acuden a las clínicas y hospitales de nuestro mundo para HACERSE ABORTAR. Poco importa que un SER VIVO, que ya tenía su corazón latiendo, sea buscado por un garfio metálico y lo haga abandonar el claustro materno para ser arrojado luego a la basura. Y todo aquello solamente para complacer a muchas mujeres de nuestra pseudorraza «humana» y que, de este modo, ellas puedan seguir dedicándose a GOZAR DEL SEXO MEDIANTE LA FORNICACIÓN. Lo que resulta aquí como ironía es que luego vemos a dichas mujeres en las iglesias rezando el rosario y llevando en sus cabezas velos de santidad en las procesiones que la religión cristiana promueve como parte del sueño masivo en que vivimos.

G. El hombre de nuestro tiempo, si ya estaba bastante degenerado desde hace siglos, ahora le dio una vuelta de tuerca a su propia insensatez y justamente la ciencia le ofrece cambiarlo de sexo. A estos se les llama TRAVESTIS y hoy, para colmo, son mirados con admiración por las diversas capas de nuestra sociedad. Unido a esta perversión, se ha aumentado de forma alarmante la proliferación de sujetos que dicen haber «SALIDO DEL ARMARIO» y se presentan ante las multitudes como MARICAS, y si eran mujeres ahora se muestran como LESBIANAS diciendo que «EL AMOR NO TIENE LÍMITES»… ¿Qué saben estos enfermos del AMOR?

Al lado de este fenómeno hay que colocar a los que gozan de hombres y mujeres de manera absolutamente animal y se les llama BISEXUALES. Todo este pandemónium ha sido calificado como colectivo LGTB… ¿Hacia dónde vamos, estimado lector? ¿Puede una raza de estas características tener un futuro esplendoroso?

Las llamadas Sagradas Escrituras cristianas, en su libro relativo al Deuteronomio, afirman contundentemente:

«No entrará en la congregación de Jehová el que tenga magullados los testículos, o amputado su miembro viril».

Sin comentarios…

H.  Muy a pesar de que en nuestro mundo hay suficiente espacio para hacer cultivable la tierra y alimentar a cualquier cantidad de millones de personas, el hambre avanza con su carruaje de esqueletos en muchos países, especialmente en África y muchas otras regiones de Asia o de Centroamérica, y ahora comienzan a existir las colas de gentes hambrientas en la mismísima Europa. ¡Increíble pero así es!

¿Por qué existe el hambre, estimados lectores, si ya hemos dicho claramente que nuestro planeta tiene suficiente espacio para todos y recursos para todos? RESPUESTA: La codicia del pseudohombre terrícola lo ha llevado a la acumulación de la riqueza EN UNOS POCOS, y esos POCOS quieren someter al resto de la población mundial a sus reglas económicas egoístas, aunque esto ya haya ocasionado dos guerras mundiales y estemos a punto de vivenciar UNA TERCERA GUERRA MUNDIAL.

Hemos de decir que, en este apartado, nuevamente la CIENCIA DE LA BESTIA se ha ofrecido para modificar genéticamente los vegetales y muchos otros productos agropecuarios, dizque con el pretexto de hacer llegar alimentos allá donde existe el hambre. Pero lo que se les envía a las muchedumbres hambrientas son productos que NO ALIMENTAN y degeneran la estructura biológica humana, pues los llamados productos alimentarios modificados genéticamente son verdadera basura. Y eso es lo que «CARITATIVAMENTE» enviamos a nuestros hermanos africanos, camboyanos, etc., etc., etc. Así pretendemos lavarnos las manos ante eso que llamamos DIOS.

I. La falsa ciencia que siempre ha engañado a esta humanidad presentándole como juguetes a las masas adormecidas algunos inventos como el automóvil ─que hoy es uno de los principales contaminantes de nuestro empobrecido mundo─, no ha logrado extinguir realmente las enfermedades que han estado azotando al género pseudohumano. Si ya vivimos en el pasado epidemias nefastas de poliomielitis, tuberculosis, difteria, sarampión, gripes como la famosa gripe española, y a tales males se les combatió con vacunas ─que, aunque no las curaron, las detuvieron en su avance y aún a veces aparecen brotes de las mismas─, etc., etc.; ahora han aparecido nuevas tragedias sanitarias como el virus del Sida ─VIH─, la esclerosis en placa ─causada, entre otras cosas, justamente por ingerir productos modificados genéticamente─, la esclerosis lateral amorfa, etc., etc., y más recientemente estamos todos siendo azotados por el maquiavelismo científico a causa del famosísimo CORONAVIRUS.

Para supuestamente paliar este último ensayo de laboratorio creado por la maldad humana, se están creando vacunas en diversos laboratorios del mundo, aun sabiendo aquellos falsos hombres de ciencia que las mismas no pueden asegurar la aniquilación del mismo. ¿Se podría ser acaso más cínico que esto? Imposible. Las mismas empresas farmacéuticas advierten a las multitudes adormecidas de que NO SE HACEN RESPONSABLES DE LOS EFECTOS ADVERSOS O SECUNDARIOS que dichas vacunas puedan provocar en aquellos ingenuos que se las inyecten… Lo grave de todo este caos es que dichas empresas farmacéuticas tienen dinero de sobra para comprar a los gobiernos del mundo y para obligar a esos gobiernos a CONFINAR a las diversas poblaciones de nuestro planeta.

Esta misma ciencia de la que estamos hablando hasta hace poco se reía de las locuras de Frankenstein y ahora no cesa de querer realizar trasplantes en el organismo humano, inclusive igual que Frankenstein, utilizando órganos de personas difuntas. Hoy esa ciencia, divorciada del espíritu, trasplanta corazones sin tomar en cuenta que en dicho órgano existe un átomo que nos conecta con el SER, con el Padre. A ellos les importa poco menos que un pimiento todo lo relativo a la ética y a la espiritualidad.

Quien estas líneas escribe, hace poco, leyó en un artículo que calificaban de científico el propósito de unos médicos franceses de trasplantar una cabeza humana. De esta forma pretenden que el muerto siga viviendo en otro organismo físico. Esto nos recuerda las barbaridades que cometieron en el antiguo continente atlante muchos científicos que terminaron siendo magos negros. También, en otras noticias que un servidor llegó a leer, observó que la ciencia está estudiando la posibilidad de trasplantar el hígado de un cerdo a un individuo humano. Según aquellos pseudogalenos, tal hígado es similar al hígado humano y podría, según ellos, servir a aquellos cuyo hígado enfermo ya no realiza bien sus funciones. Hoy estos dechados de sabiduría están dispuestos a trasplantar todo: senos, cabezas, brazos, manos, piernas, etc., etc., etc. A eso lo llaman CIENCIA, pero cuando se hablaba de Frankenstein estos «genios» se burlaban de aquellas barbaridades y las calificaban de ABSURDAS. Entonces ¿en qué quedamos? Y como si fuera poco, un servidor también leyó en una muestra de noticias calificadas de científicas que ¡dentro de poco se podrán hacer transfusiones de sangre de cerdo a humanos! PREGUNTA: ¿En qué quedaremos convertidos finalmente…?

J. Lo que más asombra, ínclito lector, es que mientras todo lo antes descrito está sucediendo a mil kilómetros. por hora, esta humanidad está tan ciega que solo piensa en nuevos cosméticos, en nuevas operaciones que modifiquen nuestra anatomía para hipnotizar al sexo opuesto y llevarlo al lecho de Procusto, en nuevas discotecas para bailar desenfrenadamente al compás de las drogas ─cocaína, heroína, marihuana, LSD, etc., etc.─ y la música estridente que no tiene ritmo alguno. En ese ambiente malsano todos los días se llenan de incertidumbre las gentes por los movimientos de la bolsa de Wall Street, la bolsa del Nasdaq o de Londres o de Japón, etc., etc., etc. Total que nos hemos acostumbrado a vivir de manera brutal, sin cuestionar nuestras emociones, nuestros pensamientos, nuestros instintos, y esa loca carrera hacia ninguna parte nos aumenta cada día EL SUEÑO DE LA CONCIENCIA…

K. Como si poco nos faltara en este trágico escenario, los que amamos la Gnosis sabemos que un gigante planetario llamado Hercólubus, Planeta X, Nibiru o Planeta Frío, siete veces más grande que Júpiter y con una órbita enorme, se está acercando a nuestro Sistema Solar y llegará el momento en que rozará magnéticamente a nuestro mundo Tierra, haciendo que el eje del mismo cambie totalmente, con lo cual los actuales polos se convertirán en ecuador y el ecuador actual se tornará en polos. Esto, incuestionablemente, producirá una catástrofe total que hará inhabitable nuestra madre Tierra durante varios siglos, hasta que la corteza terrestre vuelva a estar geológicamente adecuada para existir. Ese monstruo del que estamos hablando aquí, en estas cuartillas, es el causante del cambio climático alarmante que actualmente estamos viviendo, auxiliado, obviamente, por el calentamiento planetario provocado, asimismo, por las emisiones horribles del CO2

Finalmente, queridos amigos y amigas, ahora no podemos negar que, ciertamente, estamos ya viviendo el Apocalipsis. Ahora no se trata de que vendrá el Apocalipsis, no: ¡ya estamos en él! Y hasta se está preparando el famoso chip que intentarán introducirnos mediante la nanoingeniería y en el cual estarán todos nuestros datos personales para mantenernos controlados a todos. Esto lo harán usando como excusa el hecho de que podremos agilizar todos nuestros trámites bancarios o judiciales o burocráticos mediante un código de barras que llevaremos insertado… Ciertamente, la Bestia tomó el control absoluto de nuestra sociedad y de todos los aspectos que atañen a la misma: la economía, la política, la religión, la filosofía, la ética, la moral, la estética, el arte, etc., etc., quedando nuestro LIBRE ALBEDRÍO reducido a CERO… Este es el panorama que se presenta ante nuestros ojos si los abrimos a la realidad.

El objetivo de la Gnosis, apreciados lectores y lectoras, es, justamente, SACARNOS DEL SUEÑO que no nos permite darnos cuenta, profundamente, de lo que está sucediendo a nuestro alrededor. Tal es la razón de nuestra doctrina y de todas las prácticas que hemos heredado de nuestro santísimo Maestro, Avatara y Logos planetario: Samael Aun Weor…

Os añado ahora unas frases para la reflexión:

«Quien dice ignorancia dice ceguedad, preocupaciones, error, superstición, despotismo, arbitrariedad, humillación, miseria e inmoralidad».
Victor Hugo

«El verdadero mal para el hombre no es el que sufre, sino el que hace».
Manzoni

«El mayor número de males que padece el hombre proviene del hombre mismo».
Plinio el viejo

«Hay pocos malvados que ya en vida no lleven el infierno en sus almas».
Bembo

«Las lecciones de Maquiavelo son más provechosas a los opresores que a los oprimidos».
Madame Staël

HOMO NOSCE TE IPSUM
─‘Hombre, conócete a ti mismo’─.
KWEN KHAN KHU

3 comentarios