La suprema importancia de practicar la meditación

La suprema importancia de practicar la meditación

La suprema importancia de practicar la meditación 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Muy queridos amigos/as:

Considero indispensable y muy importante haceros llegar a todos vosotros unas palabras de nuestro Avatara, V.M. Samael Aun Weor, acerca de:

LA SUPREMA IMPORTANCIA DE PRACTICAR LA MEDITACIÓN

Os adjunto las respuestas de nuestro amado Gurú al respecto de la meditación cuando fue preguntado por un discípulo. Helas aquí:

«D. Venerable Maestro, a muchas personas se nos ha dicho que no es necesario, por ejemplo, de runas, de la meditación, porque estamos en tiempos del fin y solamente tenemos que eliminar el Ego, simplemente. Y entonces nos dice usted que es importantísima la meditación, pero allí se nos dice que no debemos meditar. Entonces, ¿cómo hacemos?

M. ¿Quién les dijo semejantes bestialidades?

D. Yo las tengo en mi grabadora, dichas por J. A. “Dos cosas que no se necesitan: ni la meditación ni el ayuno”. Ni la Cuaresma tampoco.

M. Lo cierto es que uno, sin meditación, no da un paso en estos estudios.

D. Entonces, voy a hacerle estas preguntas para poder contrarrestar una acción difundida desde el Templo de la [Sierra] Nevada en que él dice: «Yo, sin meditar nunca, desperté, de modo que no se necesita; lo que se necesita es coraje».

También el ayuno. En la Navidad, se expresó él contra el ayuno y entonces yo vi que usted mandó nueve [personas] a ayunar, nueve de Venezuela. Me quedé callado y dije: “Esto va a formar una estallada, que él diga allá que no se necesita el ayuno y el Maestro manda nueve”. […]

M. En todo caso tengo que decirles a ustedes que la meditación es fundamental, uno no puede avanzar una pulgada en estos estudios sin la meditación.

Bueno, yo digo que la meditación es indispensable, porque la meditación es el sistema, el método para poder recibir información. A través de la meditación, se pueden también comprender nuestros defectos. Cuando uno medita en tal o cual defecto, cuando uno medita en tal o cual error psicológico, incuestionablemente, se está esforzando por comprender y, a través de la meditación profunda, llega a comprenderlo.

Defecto descubierto, comprendido, debe ser eliminado. Pero antes de eliminar un defecto, primero hay que comprenderlo a través de la meditación profunda, y solo así podrán eliminarlo. No es posible eliminar un defecto si este no ha sido comprendido previamente, y no es posible comprenderlo previamente si uno no ha meditado profundamente en el mismo. La meditación profunda le permite a uno comprender tal o cual defecto.

Así pues, la meditación es el pan del sabio. Por medio de la meditación, uno puede aprender mucho, puede autodescubrirse. La meditación es el sistema del autodescubrimiento.

Ya sabemos que en el autodescubrimiento existe también autorrevelación, y que sería absurdo pronunciarnos contra la meditación. La meditación –repito– es el pan del sabio, pan que hay que tomar diariamente.

D. ¿Todos los días, entonces, hay que practicar la meditación?

M. ¡Claro está que sí! Hay que practicarla si es que se quiere llegar a avanzar, de lo contrario quedaría uno estancado, petrificado».

─Extracto de El Quinto Evangelio, conferencia titulada «En el anfiteatro del conocimiento puro», dictada por el V.M. Samael Aun Weor, tomo 4, páginas 268-269─.

Os adjunto ahora unas frases para ser reflexionadas:

«Es conveniente meditar un día después de haber leído una hora».
Massillon

«Primero meditar, luego decidirse».
Moltke

«Madura bien las cosas y después hazlas pronto».
Burley

«No es grande hombre quien sabe mucho sino quien ha meditado mucho».
Settembrini

EX AEQUO ET BONO.
─‘De modo justo y bueno’─.
KWEN KHAN KHU

*

code