¿Tendrá acaso un límite la crueldad del humanoide racional?

¿Tendrá acaso un límite la crueldad del humanoide racional? 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Queridos amigos:

Tomo la escritura para haceros llegar un mensaje relativo a:

¿TENDRÁ ACASO UN LÍMITE LA CRUELDAD DEL HUMANOIDE RACIONAL?

Estimados lectores,en muchas ocasiones nuestro bendito Patriarca, V.M. Samael Aun Weor, nos enfatizó claramente la gravedad del psiquismo del mal llamado hombre debido a la existencia del EGO PLURALIZADO.

Parece incongruente, realmente parece inverosímil, que el llamado Homo sapiens sapiens haya permitido que su Ego animal lo haya deformado in extremis psicológicamente, al grado de no tener ni siquiera un punto de equilibrio en su vida psíquica y física. El humanoide racional dizque ha estado evolucionando desde hace millones de años, esto dicen los sabihondos de la antropología oficial y los secuaces del materialismo histórico y del materialismo dialéctico…

Con tal cantidad de millones de años ya deberíamos, pensando lógicamente, estar convirtiéndonos en algo así como Ángeles, Arcángeles, etc., etc., pero la triste realidad es otra. Con el pasar del tiempo NOS HEMOS VUELTO PEORES en todos los sentidos. Si el antropoide cavernario arrastraba a su mujer tirando de ella por sus cabellos, comía como los animales y era un ente que todo lo destrozaba a su paso, hoy en día lo único que ha cambiado parece ser que es la manera de vestir y algunos modales que dan la apariencia de normalidad, dan la apariencia de estar nosotros frente a un ente humano. Pero nada más lejos de esta creencia, pues si leemos la historia de nuestra raza lo único que la conforman son las guerras y el deseo de hacernos dueños de las personas y de sus territorios…

¿Qué pasó antes de la Roma antigua? Pues, sencillamente, que Europa era un continente poblado de TRIBUS que se despedazaban entre sí sin límite de tiempo. Cuando Roma empezó a crecer militarmente y creó su senado, aquellos humanoides quisieron, según ellos, CIVILIZAR AL MUNDO ANTIGUO, y ¿cuál era la solución?: LAS GUERRAS para ofrecer a aquellos vándalos la famosa PAX ROMANA. En aquellos tiempos, al menos las batallas se libraban entre unos y otros hombres ─humanoides─ en un campo a cielo abierto. Los bandos en lucha se cruzaban entre sí flechas incendiarias, piedras que eran arrojadas desde unas torres, etc., etc., etc., y, sobre todo, los generales que comandaban aquellos ejércitos iban al frente de sus tropas para dar moral a sus soldados.

Antes de Roma fue Grecia, con Alejandro Magno a la cabeza, quien se lanzó a la guerra llegando hasta la India, toda una proeza militar. Sin embargo, toda aquella ordalía no serviría para nada y luego Roma la puso de rodillas.

Pasados unos siglos, la misma Roma, tragada por el EGO Y SUS IMBECILIDADES, dio muerte a su mejor estratega ─léase: Julio César─, y después de este último podemos decir que comenzó la decadencia de aquel imperio.

Otro tanto ocurrió con otras «civilizaciones» como la persa, la mesopotámica o la asiria. Eran pueblos que parece que no tuvieran otra cosa en qué pensar sino en la guerra… El mundo era barrido constantemente por el YO DE LA IRA y sus consecuencias fatales.

El Presidente fundador del Gnosticismo Contemporáneo dijo una vez: «Todo proyecto, por muy grandioso que parezca, si no toma en cuenta la aniquilación del Ego animal está condenado al fracaso»… Efectivamente, los imperios se derrumbaron justamente porque sus líderes se mataban entre sí, envenenándose los unos a los otros, conspirando los unos con los otros, etc., etc., etc. El YO sabe muy bien cómo jugar con aquella carta que dice: «¡Divide y vencerás!»

Toda la Edad Media estuvo, de la misma manera, llena de guerras sangrientas unidas, misteriosamente, a las ideologías religiosas, aunque parezca insólito. Cuando se descubrió el nuevo mundo ─léase: América─ las potencias europeas, sedientas de ambición, de sangre, de codicia, etc., etc., se lanzaron como cocodrilos contra las civilizaciones indígenas de aquellas nuevas tierras, perpetrando toda clase de crímenes, violaciones, saqueos y arrasando pueblos enteros que perdieron su identidad cultural hasta nuestros días.

Cuando llegó el llamado RENACIMIENTO podemos decir que solamente renació el arte, porque, paralelamente a este pseudorrenacimiento, fueron creadas nuevas armas y las guerras continuaron.

Cuando llegó el cacareado siglo XX en el cual Europa se jactaba de ser LA MÁS CULTA y la más REFINADA, entonces mostró su verdadero rostro cuando dejaron asomarse nuevamente a la IRA, el EGOÍSMO, el RACISMO, y acaeció LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL, que fue devastadora para el mundo entero. Aquella gran guerra parecía que había dado una lección de moralidad a la raza Aria pero resultó que no. Los resentimientos, las venganzas, las usurpaciones de territorios arrebatados a Alemania, el amor propio herido de los nórdicos, etc., etc., provocó años más tarde lo que sería calificado como LA MAYOR CONFLAGRACIÓN BÉLICA QUE EL MUNDO CONOCIÓ: LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL, que aún en nuestros días es comentada por historiadores, sociólogos, psicólogos, etc., etc., etc., y se habla de la misma como algo realmente MACABRO, ESPANTOSO, INCREÍBLE y todos los adjetivos despreciables que le queramos sumar a dicho conflicto… Todavía se nos muestran en documentales las atrocidades que se hicieron entre sí los humanoides de los años cuarenta y cincuenta.

Después de esto vino la guinda del pastel, entonces Japón sufrió el acontecimiento más horrible de su historia: LA BOMBA ATÓMICA, que masacró a millones de civiles como parte de la secuela de la SEGUNDA GUERRA MUNDIAL. Y todo esto se hizo en nombre de LA LIBERTAD Y LA PAZ…, ironías del destino

En nuestros días, estamos cerca ya de UNA TERCERA CONFLAGRACIÓN MUNDIAL que irremediablemente enfrentará a cuatro grandes monstruos: EUROPA, AMÉRICA DEL NORTE, RUSIA Y CHINA. Estas cuatro potencias industriales y militares a la vez están cada día solamente pensando en nuevas armas rápidas y de destrucción masiva, y los unos dicen ser los LIBERTADORES DE LOS OTROS, lo cual es una verdadera broma de muy mal gusto.

En estos instantes de desgracia mundial estamos asistiendo impertérritos al nuevo HOLOCAUSTO PALESTINO por parte de un pueblo que tiene muchísima superioridad en armamento frente a los antes mencionados. Se está masacrando, ante nuestros ojos, a toda una población que está reclamando desde hace mucho tiempo que le devuelvan parte de su territorio que le ha sido arrebatado por LOS SEÑORES DE LA GUERRA DE ISRAEL. Lo impactante de todo esto, amigos y amigas, es que nadie alza su voz en el escenario político de una forma firme para frenar esta nueva masacre que ocurre ahora mismo, y los medios de comunicación solo se refieren a semejante barbaridad con algunas palabras para luego pasar a la parte informativa de los deportes. Eso ocurre porque a nadie le interesan los sufrimientos de los demás.

Empero, este conflicto, en lugar de hacer REFLEXIONAR A UNOS Y A OTROS sobre semejante calamidad, seguramente aumentará los ODIOS Y LOS RESENTIMIENTOS de ambos bandos, y podría ser este acontecimiento fatal el detonante de esa famosa TERCERA GUERRA MUNDIAL que tantas veces nos comentó nuestro Patriarca que acontecería como parte del karma mundial de esta sociedad salvaje…..

Entonces, la pregunta final sería: ¿terminará la crueldad de esta raza de víboras con esa otra guerra mundial?

RESPUESTA: Indudablemente que más de un tercio de la humanidad actual perecerá e involucionará en las infradimensiones de la naturaleza ─léase: en los mundos infiernos citados por las religiones─, y de las cenizas de esta podrida civilización se levantará LA NUEVA SEXTA GRAN RAZA que, libre del EGO ANIMAL, sí conocerá la VERDADERA FELICIDAD que el Creador anhela para sus hijos…

Permitidme agregaros una frases para la reflexión:

«La guerra es una púrpura bajo la cual se oculta el homicidio»
Victor Hugo

«La guerra es un atentado contra el género humano».
Plinio

«Una revolución es la larva de una civilización».
Victor Hugo

«Ningún enemigo mayor de la naturaleza que la guerra».
Saavedra Fajardo

«La guerra es un juego que los reyes, si sus súbditos fueran inteligentes, no jugarían jamás».
Cowper,

IN PERICVLIS CONSTANTIA.
─‘Sé constante en los peligros’─.
Kwen Khan Khu

*

code