Los dolores de parto de la Gran Ramera

Los dolores de parto de la Gran Ramera 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Queridos amigos:

Os hago llegar a todos vosotros, con premura, el presente mensaje que trata sobre:

LOS DOLORES DE PARTO DE LA GRAN RAMERA

Repetidamente os he estado enviando diferentes mensajes alusivos a los llamados TIEMPOS DEL FIN sobre los cuales ya en su tiempo el M. Samael Aun Weor nos había alertado.

Si observamos quietamente a través de informativos ─no oficiales, pues los oficiales tienen orden de callar─, veremos que todo el planeta está en crisis y la pseudosociedad humana que lo habita también.

Por todas partes, absolutamente por todas partes, veremos que nuestro mundo está, ciertamente, viviendo su final, y las multitudes adormecidas, viendo lo que pasa en muchos lugares de la Tierra, ni siquiera se preguntan: «Pero ¿qué es esto?, ¿qué le pasa a nuestro mundo?, ¿qué es lo que estamos viviendo y qué vamos a vivir?», etc., etc., etc.

Los antiguos habitantes del valle de México, los aztecas o nahuas, dejaron escrita en la famosa Piedra del Sol o Calendario Azteca la profecía según la cual nosotros, los hijos del Quinto Sol, los habitantes de la actual raza Aria, seremos destruidos por el signo Ollin. Tal signo debe traducirse como FUEGO Y MOVIMIENTO…..

Justamente en estos precarios tiempos observamos que África ya se está partiendo en dos mitades, el desierto de Arabia está recibiendo inundaciones y en ciertos lugares han comenzado a crecer árboles y pastizales; en Vietnam, China, Singapur, Mongolia ─es decir, el extremo Oriente─ no cesa de haber terremotos e inundaciones, tifones…; Rusia está siendo azotada por huracanes violentísimos e inundaciones; los Estados Unidos están siendo atacados por temblores fortísimos, ciclones, huracanes y movimientos peligrosísimos en California, sobre todo cerca del volcán gigantesco llamado YELLOWSTONE ─si ese volcán decide ponerse en erupción se creará una tragedia que afectará a la mitad de Estados Unidos y parte de Centroamérica─; México no cesa de temblar y pronto será azotado por un terremoto jamás visto antes, así lo profetizó el Avatara de Acuario cuando dijo: «Esto sucederá después de un fuerte accidente ocurrido en el metro del D. F.», dicho accidente acaba de pasar hace poco tiempo y ahora solo resta aguardar la GRAN SACUDIDA…

Guatemala, el Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Colombia, ya están amenazados por volcanes que han comenzado a echar fumarolas que preceden a las erupciones gravísimas; América del Sur está siendo advertida por la naturaleza acerca de fuertes terremotos y volcanes ─como el que acaba de despertarse en Ecuador─; en Perú acaba de ponerse en acción otro volcán, igualmente en Bolivia y así sucesivamente…

Europa está sufriendo inundaciones nunca antes vistas, al igual que sitios como Finlandia, Nueva Zelanda, Australia y muchos otros rincones de nuestro afligido mundo.

Aquel que no quiera darse cuenta de lo que está ocurriendo, aunque lo esté contemplando con sus propios ojos es simple y llanamente un ROBOT QUE PADECE TRASTORNOS PSÍQUICOS OCASIONADOS POR UNA HIPNOSIS COLECTIVA en la que se halla el género pseudohumano.

Al lado de todo este panorama geológico hemos de sumar la degradación que las masas de humanoides estamos sufriendo, una degradación nunca antes vista. Tal degradación es vista por las multitudes como la gracia maravillosa de una especie que, según ellos, sabe tomarse la vida con calma y con una extraña alegría.

Para colmo de los colmos, en estos días de esta semana que está terminando, la iglesia católica cristiana ─que ya no tiene nada de católica ni de cristiana─ acaba de autorizar MATRIMONIOS Y CEREMONIAS EXCLUSIVAS PARA LOS MIEMBROS DEL COLECTIVO LGTB. Con este acto tal iglesia ya firmó su pacto con el ANTICRISTO, tal como estaba predicho en el Apocalipsis de San Juan: «Toda rodilla se inclinará ante la Bestia y la venerará»… Esto es hoy un hecho consumado.

Como si fuera poco, el Este y el Oeste no cesan de amenazarse con monstruosas armas atómicas y otros inventos bélicos propios de pesadillas infernales, lo cual no hace más que confirmar otra profecía del V.M. Samael cuando afirmó: «¡La Tercera Guerra Mundial será inevitable y se producirán millonadas de muertos a causa de la misma!»…

Y la guinda de este pastel macabro la viene a poner la pandemia del Covid, una enfermedad causada por un virus creado en un laboratorio por el maquiavelismo de este Kali-Yuga y que, para desdicha, se escapó del mismo, expandiéndose rápidamente por los cuatro puntos cardinales de nuestro globo, cambiando totalmente el estilo de vida que antes teníamos. Qué duda cabe de que, ahora mismo, las grandes potencias se temen lo peor, esto es: LA QUIEBRA DE SUS ECONOMÍAS, todo lo cual se ha de traducir en desempleos, lucha de clases, hambre, confusión política y, finalmente, GUERRAS, GUERRAS Y MÁS GUERRAS.

El propio V.M. Aberamentho advirtió a sus seguidores: «¡Cuando veáis signos extraños en los cielos, y guerras y rumores de guerras por doquiera, sabed que el día de la gran apostasía ha llegado!», esto es el pan nuestro de cada día en los actuales instantes.

Y ¿qué debemos hacer nosotros, los amantes de la Gnosis, que ya estábamos advertidos de todas estas catástrofes desde los días en los que escuchábamos al Avatara de la Era de Acuario en los congresos gnósticos internacionales advirtiéndonos acerca de todos estos males?

RESPUESTA: ¡Necesitamos, con urgencia inaplazable, entregarnos a las prácticas que nos ofrece la Quinta Verdad! ¡Necesitamos recurrir urgentemente a la oración, a la interiorización, al recogimiento! Ya no hay más tiempo para perderlo en luchas intestinas entre los hermanitos y hermanitas! ¡Ese tiempo ya se acabó! ¡Y aquel o aquella que no quiera aferrarse A LA MUERTE MÍSTICA ha de saber que ya está separado/a de las ovejas y ahora forma parte del rebaño de cabritos! ¡Y por tal condición le tocará vivir las desgracias que están señaladas por los divinos Arcontes de la Gran Ley para esta humanidad enfermiza!

Me permito añadir, como colofón final de este mensaje, unas palabras de Stephan Hoeller, quien comenta acertadamente la visión que tenía el paladín del psicoanálisis contemporáneo sobre la sociedad actual, el Dr. Carl Gustav Jung; helas aquí:

«Para los Gnósticos, igual que para muchos psicólogos, el objetivo no es la transformación del mundo, sino la transformación de la mente, con una consecuencia natural: un cambio de actitud frente al mundo.

En teoría, la mayoría de las religiones también tienden a afirmar una actitud familiar de internalismo, sin embargo, como resultado de su observancia de los principios de la sociedad, en la práctica acaban negándola. En general, las religiones comienzan como movimientos de liberación radical con una determinada orientación espiritual, e inevitablemente acaban siendo un pilar de las mismas sociedades que son las carceleras de nuestra alma.

El extravertido Ego humano debe, en primer lugar, ser consciente de su propia alienación respecto al SER superior [léase: el Real SER], para poder retornar a un estado de íntima unión con nuestra intimidad. Hasta que no tomamos verdadera conciencia de que nuestro estado extrovertido es inadecuado e insuficiente en relación con nuestras necesidades espirituales más profundas, no alcanzaremos el más mínimo nivel de individualización; y precisamente a través de ella emergerá una estructura anímica más amplia y madura».

─Extracto de la obra: Jung, el gnóstico─.
Stephan Hoeller

Os añado, como siempre, unas frases que considero importante reflexionar:

«El castigo entra en el corazón del hombre desde el momento en que comete el crimen».
Hesíodo

«El primer castigo del culpable es que no podrá jamás ser absuelto por el tribunal de su conciencia».
 Juvenal

«Quien al cielo escupe, a cuestas le cae».
Juan de Torres

«Trabaja en impedir delitos para no necesitar castigos».
Confucio

«Solamente el hombre virtuoso puede reconocer lo inevitable y permanecer inamovible».
Chuang-Tse

HOMO, NOSCE TE IPSUM.
─‘Hombre, conócete a ti mismo’─.
KWEN KHAN KHU

2 comentarios
  • Merci infiniment, Maître🙏🙏🙏

  • Graciema Tinoco 2021-06-22 at 21:49

    Muito obrigada Venerável Mestre Kwen Khan Khu!

    Suas palavras são pedras preciosas nesse momento em que nos encontramos aturdidos com todos esses
    acontecimentos mundiais!

    As práticas, a oração, a interiorização são as ferramentas imprescindiveis nesse instante!

    Lembro que o senhor sempre nos fala sobre o trabalho psicológico e que grande importância tem tambem

    nesse momento.

    Que as bênçãos de Theomegalogos conforte seu coração e que o senhor tenha muita Saude e Paz!