El carruaje de la envidia

El carruaje de la envidia 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Muy queridos amigos/as:

Os escribo para haceros llegar un grabado que lleva por título…

…El carruaje de la envidia

Antes que nada permitidme informaros de que esta obra fue realizada por Marten van Heemskerch entre los años 1498 y 1574. Es un grabado alusivo al pecado capital de LA ENVIDIA, que, ciertamente, es uno de los flagelos más perniciosos que hemos creado con el Ego animal.

Dicho grabado va acompañado de una frase latina que reza de esta manera: «INVIDIA, BELLI mater, occupat rhedam INIQVITATEM: auriga equos LIVOR regit DETRACTIONEM hune, alterum CALVMNIAM, Infaustiorum infausta rerum nomina Pone INQVIETAS, atque PERTVRBATIO Sequuntur, accedente MALEVOLENTIA».

Esta frase, traducida, revela para nosotros lo siguiente: ‘La ENVIDIA, madre de la GUERRA, se apodera con MALDAD del carruaje. El cochero de dicho carruaje, controla la difamación [al caballo nombrado Difamación], y, asimismo, al otro [caballo] la CALUMNIA, injustas acusaciones para provocar el DISTURBIO y la PERTURBACIÓN, todo esto acompañado por la MALEVOLENCIA’.

Interpretación:

El agregado de la ENVIDIA está mostrado como una vieja brujesca con pelo de serpientes, sentada en un trono, devorando un corazón. Con esto se nos muestra que, ciertamente, la envidia carcome nuestro corazón y nos hace sentir muy malos sentimientos hacia nuestros semejantes. Las serpientes que lleva como cabellos señalan las malas influencias que ella provoca en nuestro psiquismo.

El personaje que aparece llamado BELLUM ─‘guerra’─ se halla a los pies de la envidia; LIUOR es el cochero, significando al RENCOR, que sin duda alegoriza a nuestro EGO ANIMAL. La MALEVOLENTIA ─‘malevolencia’─ es aquí el personaje que tiene como unos cuernos y en su mano un tipo de látigo o ramas para fuetear a los caballos, pues a la envidia le gusta estar siempre moviéndose deprisa en nuestros recovecos mentales.

DETRACTIO ─‘difamación’─ es uno de los caballos y CALUMNIA ─‘calumnia’─ resulta ser el otro caballo. Ambas características de la envidia vienen a ser las consecuencias que de sus acciones se derivan. A la envidia le complace crear detractores y PERTURBATIO ─es decir, ‘perturbaciones’─, lo cual está indicado por una mujer que se halla soplando con un fuelle hacia los pies del caballo. Así, de esta manera, la envidia acelera las perturbaciones psicológicas en nuestro continente anímico.

INQUIETAS ─el ‘disturbio’─ está representado por otra mujer que tiene en su mano un palito con dos pesos colgados en sus extremidades. Esto nos está señalando que la envidia causa muchas malas inquietudes e incertidumbres que nos llevan a la angustia.

En la parte trasera se puede observar, como una decoración del carruaje, un ornamento extraño que muestra un rostro cadavérico. De dicho ornamento está saliendo una serpiente. Todo esto se nos ha hecho ver para tomar Conciencia de que los resortes de la envidia son muchos y muy tenebrosos todos.

Llaman mucho la atención las ruedas del carruaje, que no son muy nítidas pero se aprecian con dientes y cada diente está decorado con un rostro demoníaco o de animales. Todo ello indica la complejidad que envuelve a la pluralidad de nuestra Bestia interior.

Este grabado nos demuestra lo que siempre hemos enfatizado: el Yo siempre va acompañado de muchos otros elementos.

Es bueno notar que el pectoral de uno de los caballos ─el que aparece mencionado como Calumnia─ tiene cinceladas dos caras maléficas con la lengua hacia fuera, todo lo cual nos indica el desorden y la fealdad de este defecto.

Por otra parte, el escudo sobre el que se apoya el personaje BELLUM tiene, asimismo, una cara maligna que hemos de interpretar como las malas intenciones de este agregado. Es por este motivo por el cual la frase latina que acompaña a este grabado comienza diciendo «La envidia, madre de las guerras…». Indudablemente, todas las guerras del mundo se originan muchas veces por la envidia, no lo olvidemos.

Asimismo, la cara que observamos en el escudo en el que se apoya el personaje llamado BELLUM se asemeja al rostro de la mujer envejecida y horrible que representa a la misma envidia.

Hay dos serpientes en la parte de atrás del carruaje que recuerdan un poco al Caduceo de Mercurio, pero cerca de ellas hay una tercera sierpe. En este caso se nos señala que la envidia opera con la MALA VOLUNTAD, el MALIGNO PENSAR y el INDESEABLE SENTIR.

Os añado ahora unas frases para la reflexión:

«La envidia daña al mismo envidioso».
Voltaire

«La envidia asesta sus tiros a las cosas más grandes».
Ovidio

«La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual».
Unamuno

«La envidia es el gusano roedor del mérito y la gloria».
Bacon

«La envidia es solo el vicio del hombre, del que no participan los animales brutos».
Plutarco

VERUM GAUDIUM RES SEVERA EST.
─‘La verdadera alegría es cosa seria’─.
KWEN KHAN KHU

*

code