¿Para qué sirve existir físicamente?

¿Para qué sirve existir físicamente? 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Estimado lector:

En esta ocasión permítaseme escribir acerca de algo que considero importante tomar en cuenta y es lo siguiente:

¿PARA QUÉ SIRVE EXISTIR FÍSICAMENTE?

Los tratadistas de la teología, los exégetas, los filósofos y todos aquellos que alguna vez se han interesado en estudiar la Gnosis, todos han llegado a la conclusión según la cual los gnósticos prefieren no existir

Obviamente, todos esos intelectualoides sacan esas conclusiones basándose en manuscritos gnósticos antiguos en los que los devotos de esta santa doctrina, hace 2000 o 3000 años, anhelaban solamente vivir en el Pleroma, en aquello que grandes Adeptos autorrealizados llamaron «LA GLORIA DEL PADRE», etc., etc., etc.

Empero, caro lector, nuestro Patriarca fue muy directo cuando escribió en su obra MI REGRESO AL TÍBET acerca de las causas de la existencia, y allí nos enumera tres causas a la sazón:

  1. Causas físicas.
  2. Causas metafísicas.
  3. Causas kármicas.

Inclusive, nuestro amado Maestro nos llega a explicar hondamente que nuestro mismísimo mundo fue creado para obligar a venir a antiguos Cosmocratores que cometieron errores en pasados Maha-Manvantaras, y de esta manera han tenido nuestro planeta como escuela para saldar sus deudas. ¡Realmente esto suena horroroso! ─disculpadme si os escribo de esta manera…─.

Empero, lo cierto es que una vez que una humanidad pierde sus estatus divino tan solo le aguarda EL CAOS, y con el CAOS pues vendrá, obviamente, la GRAN LEY a querer poner orden en el mismo. Todo esto supone tragedias, dramas, agonías, incertidumbres, dolores de toda especie, etc., etc., etc.

Hasta se nos ha dicho que los Lemures, la TERCERA GRAN RAZA, que poseía aún la capacidad de percepción de las VERDADES CÓSMICAS, visualizaron el futuro de la humanidad y se quedaron en shock, razón que los llevó a pensar en UN SUICIDIO MASIVO, el cual fue evitado justamente por otros Cosmocratores que provocaron el ENAMORAMIENTO de la especie humana con eso que hoy llamamos VIDA…

Después de caer dicha Raza en la degeneración animal el resultado fue que comenzó la CATÁSTROFE CONTINUA DE ESTE HORMIGUERO HUMANO, pues le dimos vida a esa asquerosidad que llamamos EGO PLURALIZADO, con todas sus consecuencias que aún hoy arrastramos. Así pues, paciente lector, es fácil deducir que EXISTIR ES VIVIR PRISIONERO DEL KARMA, nos guste o no.

Desde aquellos tiempos, enajenados en nuestra Conciencia perturbada, el mal llamado «hombre» solo ha generado guerras, guerras y más guerras, todas excusadas con ridículas concepciones sobre la LIBERTAD, LA GLORIA, LA NECESIDAD DE UNA ECONOMÍA, EL LIBRE TRÁNSITO DE PERSONAS y mil y una estupideces más, pues luego se ha descubierto que todas aquellas sinrazones eran planificaciones perversas de ciertos grupos de poderpara mantener sojuzgada a esta miserable sociedad.

Con el pasar de los siglos y los milenios las cosas no se han arreglado sino, antes más bien, se han empeorado. A raíz de ello, con la aparición de la tecnología ─obra y gracia de una Conciencia dormida─, aparentemente nos hicimos nuestra vidita más o menos confortable, pero ahora sabemos que esa tecnología ha destruido océanos, mares enteros, ríos ahora contaminados en los que las personas no pueden ni siquiera bañarse so pena de soportar luego una infección mortal, etc.

Esa misma tecnología construyó el automóvil, que hizo FELIZ A MÁS DE UN IDIOTA tragado en su vanidad y en su orgullo. Luego, en nuestros días, ese artefacto que llamamos vehículo resultó ser el contaminante número uno de nuestra atmósfera y en consecuencia hoy mueren, en diversos países, millones de personas al año. ¿Entonces en qué quedamos?

Los aviones, «El invento del siglo» dijeron algunos, ¿para qué han servido? RESPUESTA: para destruir la capa de ozono que hoy resulta irreparable. Los artefactos aéreos, como los cohetes lanzados al espacio, han destruido totalmente el OZONO y ahora tenemos desatado el CÁNCER DE PIEL EN TODAS PARTES. Aun así, las multitudes, fascinadas, siguen soñando en que un día iremos todos a Marte y allí «La vida será distinta…», dicen ellos.

Creamos una ciencia médica divorciada del SER, que les ha dado licencia para matar a los humanos a unos individuos apodados galenos. Por eso nos hacen firmar un papel antes de una operación riesgosa, para ellos ─los llamados GALENOS─ poder lavarse las manos y evitar que nadie los denuncie por una torpeza ocurrida durante la intervención quirúrgica. ¿Es esto humanismo? ¿Podemos llamar ciencia a esto o quizás sería mejor catalogarlos como CARNICEROS DE LA HUMANIDAD? ¡Enigmas, enigmas, enigmas!

Si la ciencia estuviese en manos del SER, y siendo el SER la omnisciencia encarnada, es obvio que muchísimas enfermedades se curarían y, por ende, miles de vidas serían salvadas. Ahora mismo, en estos tristes años que estamos viviendo, el CORONAVIRUS ha desatado las alarmas mundiales y también LA CODICIA DE MUCHOS INESCRUPULOSOS, al punto de haber confeccionado VACUNAS en tiempo récord ─cosa que jamás se había hecho antes─ para aprovecharse de la angustia de las masas, y han tenido el descaro las empresas farmacéuticas de llegar a decir: «¡¡No nos hacemos responsables de los efectos adversos que esta vacuna pueda provocar!!».Aun así, a sabiendas de esto, los humanoides borregos suplican ser vacunados, ¿cómo se entiende esto?

Hemos tenido desde hace milenios grandes hombres en la historia política de la humanidad, desde los egipcios, los griegos, los mesopotámicos, hasta nuestro días, y ¿qué les ha pasado a ellos? Muchos fueron asesinados a través de conspiraciones amparadas por la envidia, como los asesinatos de Cayo Julio César, Abraham Lincoln, Simón Bolívar ─que lo llevaron a la tumba por sus grandes penas morales─, Pancho Villa ─asesinado por sus propios compañeros de batalla─, John Fitzgerald Kennedy ─asesinado por querer acabar con el hambre en América Latina con su Alianza para el progreso─, etc., etc., etc.

Amigos y amigas, ahora mismo, mientras estáis leyendo estas líneas, quizás estáis compungidos por la muerte de un familiar ocurrida hace pocos meses, o por la muerte de vuestra mascota a la que adorabais, o por la muerte del hijo en circunstancias que tal vez habrían podido evitarse, o quizás estéis atrapados en un país cualquiera y no podéis ver a vuestros padres físicos a causa de la pandemia mundial, etc., etc. ¿Podemos llamar a esto existir?

Sin un ápice de duda, queridos amigos, la existencia, desgraciadamente, no la determinamos nosotros sino nuestra Mónada interior profunda. Ella tiene sus razones que escapan a nuestro entendimiento. Y resulta tristísimo que en la cadena de esa famosa existenciatengamos que soportar el yugo de una ley espantosa llamada: TROGO AUTOEGOCRÁTICA CÓSMICA COMÚN, que se traduce como tragar y ser tragado. Obviamente que tal ley sirve para que la misma naturaleza se renueve una y otra vez, pero el precio es altísimo y hartamente doloroso. A nadie le complace ver a un cocodrilo devorando salvajemente a unos ternerillos o a unos Ñus o a unas cebras, etc., etc., etc. Gnósticamente, al menos sabemos que todos esos mecanismos son parte de la inteligencia del Theomegalogos a fin de que los mundos continúen su rumbo, pero de que es DOLOROSO no cabe la menor duda, negarlo sería una suprema sandez.

Ante este panorama, seguramente habrá ilusos que alzarán su voz diciéndome: «¡Bueno, bueno, no seas fatalista, hay que ver el lado bueno de la vida!»,y yo les pregunto: ¿cuál es ese lado bueno? Acaso es gracioso que esa madre física a la que amamos muchísimo, luego la veamos sufriendo un cáncer que apareció de pronto y se la llevó al otro mundo en cuestión de semanas o luego de una prolongadísima agonía? ¿Es ese el lado bueno de la vida? ¡Vaya gracia!

También, con toda probabilidad, la cacareada psicología moderna de nuestros oscuros días lanzará contra quien escribe estas líneas su baba difamatoria alegando que soy un personaje amargado o un frustrado, ya conocemos su lenguaje… Nada de eso, lo que escribo lo hago consciente de una realidad que viven cada día millones de personas.

Asimismo, podríamos llamar felicidad al hecho de dar a luz a un hijo por parte de una mujer. Todo irá bien mientras crece. Cuando haya cumplido un año o año y medio y el bebé no articule palabra alguna, entonces los GALENOS le dirán a esa madre: «Lo sentimos, señora, lo sentimos mucho, pero su hijo tiene un problema en el cerebro y no podrá hablar nunca!». ¿Qué tal? Y esa madre tendrá que arrastrar toda su vida esa frustración clavada eternamente en su corazón. ¿Esta es la felicidad de lo que llamamos vida? Obviamente que la Gnosis tiene respuestas dialécticas y doctrinarias para explicar todas estas cosas: que si la Ley del Karma, que si es Ley de Accidentes, que si es un karma de la madre que ella tendrá que pagar, etc., etc., etc.; pero lo cierto es que aquello que llegamos a creer que formaba parte de la felicidad no era cierto. Entonces es cuando tenemos que pensar: ¿Y para esto he venido a la existencia? ¿Para cargar este peso toda mi vida? Y ¿qué culpa tiene mi hijo de sufrir todo esto si apenas acaba de llegar a la vida? Etc., etc., etc.

Todo esto nos confirma que estábamos mejor en las dimensiones superiores, antes de venir al mundo físico. Y, sin duda, eso que tanto llamamos VIDA fue una trampa en la que quedamos atrapados durante un tiempo. Ciertamente, por eso se dice que la PARCA es nuestra liberadora, aunque nuestros Yoes de apego griten desesperados.

La CONCLUSIÓN es que la cruda realidad de los hechos es una sola: mientras tengamos la CONCIENCIA DORMIDA y el EGO PLURALIZADO como causa de ese adormecimiento, todo lo que estaremos recibiendo a lo largo de nuestra dizque existencia serán IMPRESIONES y más IMPRESIONES, la mayoría de ellas desagradables, como es común, para colmo, en una Raza cuando esta vive su Kali-Yuga, el cual es nuestro caso.

Una sola cosa justificaría existir: LUCHAR POR ENCARNAR AL SER. ¿Sabéis por qué? Pues, sencillamente, porque Él tiene el poder de sacarnos de esta rueda maldita que llamamos SAMSARA, razón por la cual los indostanos la llamaban LA RUEDA DE LAS FATALIDADES. Eso de nacer para luego morir, volver a nacer para nuevamente morir, y en medio de todo esto sufrimientos, sufrimientos y más sufrimientos, solo puede gustarles a los MASOQUISTAS…

¡Necesitamos con urgencia máxima DISOLVER EL YO, NUESTRO ENEMIGO SECRETO, para experimentar la VERDADERA VIDA LIBRE EN SU MOVIMIENTO en las dimensiones superiores del espacio!, allá donde la RELATIVIDAD no nos hace jugadas macabras como las que experimentamos y vemos cada día. Esto HAY QUE ENTENDERLO Y COMPRENDERLO MUY, MUY, MUY A FONDO, amigos y amigas…

Culmino estas líneas invitándoos a la reflexión con las siguientes frases:

«La conciencia del hombre recto se ríe de la fama».
Ovidio

«No prestemos atención alguna a lo que tenemos ante los ojos. Indiferentes a lo que nos rodea, vamos en pos de lo remoto».
Plinio

«Todos los que viven sueñan».
Calderón

«Si me engañas una vez tuya es la culpa, si me engañas dos la culpa es mía».
Anaxágoras

«Sucede muy a menudo que el hombre se engaña primero a sí mismo, antes de engañar a los otros».
Balmes

DAT JVSTVS FRENA SVPERBIS.
─‘El justo pone freno a los orgullosos’─.
Kwen Khan Khu

3 comentarios
  • Randolph Murakawa 2021-06-16 at 07:29

    Muchas gracias por este mensaje de mucha trascendencia,

  • JANETH IMELDA MARTINEZ ACEVES 2021-06-09 at 09:34

    GRACIAS MAESTRO, POR SU PACIENCIA Y POR SU COMPRENSIÓN. GRACIAS POR ASISTIRNOS CONTINUAMENTE, NO SE IMAGINA CUANTO LO NECESITAMOS. ¿QUÉ SERÍA DE NOSOTROS SIN SU GUÍA? CASI TODOS LOS DÍAS LO ESCUCHO Y VIERA COMO ME DA FUERZA Y ALIENTO PARA SEGUIR ADELANTE. DAMOS GRACIAS A LA LEY POR TENERLO ENTRE NOSOTROS, AUNQUE FÍSICAMENTE LEJOS DE AQUÍ, DE BAJA CALIFORNIA, MÉXICO Y USTED EN BRASIL. EL PADRE LO SIGA BENDICIENDO Y NO SE OLVIDE DE NOSOTROS. PAZ INVERENCIAL.

  • Grazie V.M Kwen Khan Khu, per le sue parole