Ginebra de Benci

Ginebra de Benci 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Muy amados compañeros/as:

Me dirijo a todos vosotros para haceros unos comentarios sobre otra de las obras extraordinarias atribuidas al Maestro Leonardo da Vinci, la cual ha sido titulada como…

…GINEBRA DE BENCI

Antes que nada señalemos que el rostro de esta mujer es profundamente enigmático, sobre todo si observamos en el mismo sus ojos y su boca. Sus ojos nos hablan de estar divorciada del mundo mayávico. Sus labios expresan un silencio propio de los Espíritus liberados.

Entremos en unas consideraciones necesarias que debemos tomar en cuenta históricamente:

Los historiadores y estudiosos consideran que esta dama representa a una mujer llamada Ginebra de Benci y la conectan con un amigo de Leonardo da Vinci, con lo cual aquel sujeto sería su padre físico. El sujeto se llamaría Giovanni Benci

Muchos comentan los árboles del fondo de esta silueta, que son enebros. Tal nombre dado a esos árboles en la lengua italiana se pronuncia [ginepros], y por tal motivo se asocia dicho nombre fonéticamente con la palabra Ginebra.

Esotéricamente, caro lector, estamos ante una representación de la Ginebra o Alma Divina que todo hombre y toda mujer llevamos dentro, en nuestras profundidades anímicas.

A un lado de esta enigmática dama apreciamos, como siempre, las aguas alquímicas que, normalmente, Leonardo da Vinci siempre quiso mostrar en todas sus obras, como Maestro del arte transmutatorio al que siempre estuvo asociado.

Los cabellos de esta reflexiva dama son como una cascada de oro, pues ella sintetiza la perfección de los trabajos de laboratorio y de muerte absoluta en los Iniciados. Podríamos decir enfáticamente que, en el caso de este lienzo, Leonardo da Vinci quiso referirse directamente a la Vía Húmeda, que escogen aquellos que aspiran a descansar en las esferas nirvánicas.

Necesario resulta saber, queridos amigos y amigas, que existe un emblema al dorso de esta pintura consistente en una rama de laurel que se cruza con una rama de palmera. Ambas encierran un lema que aparece descrito en latín: virtutem forma decorat, lo cual traducido significa ‘la belleza es el ornamento de la virtud’. Ostensiblemente, lo que hace hermosa al alma son, precisamente, las diversas virtudes que pueda manifestar y que son, en última instancia, como gemas preciosas que la adornan.

Lamentablemente, hemos de decir que la parte inferior de esta obra pictórica, por razones que desconocemos, fue cortada, y por ello se supone que el boceto que veis en la parte final de arriba a abajo, en el cual se aprecian unas manos, se atribuye a esta misma pintura.

Cuando observamos esas manos podemos apreciar que se entrecruzan y la mano derecha, específicamente, señala a esa parte de nuestro cuerpo en la cual la verdadera Kábala ubica a ese Sephiroth que gnósticamente llamamos Tiphereth. Este Sephiroth se corresponde en nuestro organismo justamente con esa zona de nuestro cuerpo que llamamos entrepecho, pues no olvidemos que, finalmente, los amantes de la Gnosis aspiramos a desarrollar nuestros Fuegos Sagrados para quedar unidos con nuestro cuerpo causal, lugar donde hemos de ubicar esta área que estamos señalando con este nombre: Tiphereth… Resulta muy triste, paciente lector, saber que todas estas obras trascendentales de los genios de la antigüedad hoy son interpretadas caprichosamente por la Conciencia dormida de los intelectualoides, y en sus aseveraciones se vierten verdaderos adefesios que nada tienen que ver con el propósito que originalmente llevó al artista a realizarlas.

Os entrego ahora unas frases para ser reflexionadas:

«El pintor disputa y rivaliza con la naturaleza».
Leonardo da Vinci

«La pintura sobrepasa en excelencia y señorío a la música, porque no muere luego de haber dado a luz sus creaciones como le ocurre a la desventurada música. La pintura, al contrario, prolonga su existencia mostrándonos sobre una simple superficie toda su vitalidad».
Leonardo da Vinci

«El poeta consigue sus efectos merced a la sucesión de imágenes; el pintor por medio de su simultaneidad».
Delacroix

«La historia, la poesía y la pintura se simbolizan entre sí y se parecen tanto que, cuando escribes historia, pintas, y cuando pintas, compones».
Cervantes

«Decir al pintor que la naturaleza debe ser tomada como es es como decir al pianista que puede sentarse sobre el piano».
J. McN. Whistler

NUDA VERITAS.
─‘La verdad desnuda’─.
KWEN KHAN KHU

*

code