Tratado de Medicina Oculta y Magia Práctica

Tratado de Medicina Oculta y Magia Práctica 1697 954 V.M. Samael Aun Weor

Este TRATADO DE MEDICINA OCULTA Y MAGIA PRÁCTICA brotado de la pluma del V.M. Samael Aun Weor, constituye en sí mismo un manual práctico para el ejercicio de la Medicina Natural, y por otra parte un excelente compendio de Teúrgia con el cual los interesados podrán curarse, no solamente sus cuerpos, sino asimismo sus Almas.

Ya lo dijo el insigne Paracelso: «La medicina es un donum dei» –‘la medicina es un don de Dios’–, y aunque a nuestros lectores les parezca una frase retrógrada o propia de un pasado supersticioso, la cruda verdad de los hechos es que resulta absolutamente cierta. Para curar los males de la humanidad hay que conocer la verdadera constitución del organismo humano. Dicha constitución no es solo física o tridimensional, sino séptuple o heptadimensional. Esta gran verdad es aún conocida por los antiguos Lamas del Tíbet, y fue asimismo la base de la Medicina China antigua, el soporte de las curaciones de la antigua Grecia con Hipócrates a la cabeza, y de muchas otras civilizaciones que nos han precedido en el curso de la historia, etc., etc., etc.

Muchas veces se ha dicho que existen males o enfermedades psicosomáticas, es decir, que tienen un origen psicológico y se reflejan en el «soma» o cuerpo humano. Los científicos modernos, inclusive los psiquiatras, son partidarios de esta teoría. Empero, estos galenos de la Medicina Alopática ignoran que no solo tenemos psique o psiquis, sino también cuerpos anímicos que forman nuestra anatomía oculta, como lo son el Cuerpo Astral, el Cuerpo Etérico, el Cuerpo Causal, etc., etc.

El autor de esta magnífica obra ha develado a la humanidad actual los medios para penetrar en ese trasfondo esotérico que todos llevamos dentro y lo explica mediante su Elementoterapia. Mediante esta nueva ciencia podemos extraer los males o enfermedades que se hallan introducidos en nuestras reconditeces físico-anímicas utilizando el poder de los llamados Elementales de la naturaleza, de los cuales ya habló en su tiempo Paracelso.

Estos Elementales son los principios anímicos presentes en las plantas, animales y minerales de nuestro mundo. Todo aquel que sepa manejar a estos Elementales adquiere entonces la capacidad de curar a sus semejantes sin necesidad de haberse pasado años enteros en las aulas universitarias tratando de aprender de memoria una serie de teorías, que muchas veces no guardan concordancia alguna con la realidad que estamos viviendo.

NVNC SCIO VERE
¡Ahora sé en verdad!
Kwen Khan Khu

Leer en linea
12 comentarios

*

code