El misterio de la voluntad Cristo

El misterio de la voluntad Cristo

El misterio de la voluntad Cristo 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Muy queridos/as amigos/as:

Con gran gusto me dirijo a vosotros para haceros llegar unos comentarios acerca de…

…EL MISTERIO DE LA VOLUNTAD CRISTO

Cuando comenzamos a estudiar nuestras enseñanzas gnósticas y se nos explican los sagrados misterios de la suprasexualidad como medio para llegar un día a la obtención de lo que se ha denominado a través de los siglos Piedra Filosofal, entonces se nos dice, asimismo, que tal Piedra misteriosa es también el carbunclo rojo, el Rey Sol, la Piedra cúbica o Piedra angular del templo ─interior─, etc., etc., etc.

Tal Piedra ─dice la Gnosis─ puede, ciertamente, transformar el plomo de la personalidad en el Oro del Espíritu, y yendo aún más lejos se nos señala que esa Piedra bendita es el mismo Señor de Perfecciones o Christus íntimo,etc., etc., etc.

De este modo, cuando un devoto ha despertado el Fuego Sagrado de Stella Maris y comienza a subir dichos Fuegos por la espina dorsal de sus vehículos internos ─atómicos─, va entonces levantando esas llamas en forma serpentina y así se nos indica que ya hemos levantado una primera serpiente ígnea, luego una segunda, posteriormente una tercera, etc., etc., etc. Empero, cuando una de esas serpientes flamígeras sube por la espina dorsal de lo que entonces llamamos cuerpo causal, se nos enfatiza que comenzamos a adquirir verdadera voluntad,pues antes de que ese fenómeno acontezca el humanoide ni tan siquiera tiene voluntad propia, sino que siempre hace la voluntad de sus agregados psicológicos o Yoes de su psicología. De esta manera un Yo querrá una cosa pero otro Yo querrá otra, y así sucesiva y lamentablemente. Todo eso está muy lejos de la individualidad sagrada

Ahora bien, esto no quiere decir que el humanoide racional de un día para otro ya haga la voluntad de su Real Ser,no. Tan solo comienza a sentirse un poco más dueño de sus actos y, si ha sido disciplinado en su camino, comienza entonces a detectar más y más sus agregados psíquicos en acción.

Así las cosas, si ese devoto ya hizo el Camino Secreto en otras existencias anteriores, se nos recalca que no necesitará levantar la serpiente ígnea de su naturaleza búddhica y tampoco la que concierne a su Atman o Íntimo. Empero, si ese devoto no ha realizado jamás el Sendero Secreto deberá entonces levantar esas dos fuerzas serpentinas antes citadas para completar su estructura anímica.

Llegados aquí resulta interesantísimo que se nos explica el hecho trascendental de que esa quinta Serpiente de Fuego a la que ya nos hemos referido es la que decide cuál es el camino que deberá seguir ese devoto que ahora es un Maestro y no un simple mamífero racional.

Si ese Maestro recibe la indicación de parte de su SER de continuar su sendero a través de la Vía Directa o Vía Seca de los alquimistas,entonces deberá adentrarse en lo que la Gnosis llama las Serpientes de Luz. Si, por el contrario, ese Maestro opta por adentrarse en la Vía Húmeda o espiraloide,entonces se enrumbará hacia las regiones nirvánicas.

Lo interesante de todo esto, muy apreciado lector, es el hecho de que aquellos o aquellas que se han encaminado hacia la búsqueda de las Serpientes de Luz comienzan a vivir los procesos del Cristo histórico pero ahora relacionados con su Cristo íntimo.

Antes es bueno recordar que en esa quinta Serpiente de Fuego el Cristo íntimo decide abandonar la esfera logoica del Chrestos Cósmico para encarnarse en el vientre de la Divina Madre o Stella Maris, la Virgen del Mar. Obsérvese que es Él quien decide venir en socorro del Adepto que acaba de entrar en esas Serpientes de Luz y lo acompañará durante todas las ocho iniciaciones que integran esa segunda parte de la Primera Montaña iniciática. Esta segunda parte de lo que ha sido llamado la Primera Montaña culmina con el descenso del Cristo íntimo a un sepulcro sacratísimo en el que permanecerá durante un tiempo y otro tiempo y la mitad de un tiempo…..

Mientras el Señor de Perfecciones está en su sepulcro ─simbólicamente─, aun así sigue acompañando a ese Maestro durante los nueve primeros trabajos del Hércules mitológico ─correspondientes ahora a lo que se refiere a la Segunda Montaña iniciática─, que se han de desenvolver o desarrollar en los nueve círculos dantescos, asimismo relacionados con los infiernos de los primeros nueve planetas de nuestro sistema solar. Y ¿qué sucede en esos trabajos realizados en esas regiones infernales? Pues sencillamente que el Cristo íntimo guía a la Divina Madre en aquellas titánicas tareas para ir desintegrando la cara oculta del Ego animal.

Es aquí, ávidos lectores, donde quiero que tomemos conciencia del poder extraordinario de la voluntad del CRISTO ÍNTIMO,pues solo Él tiene la inteligencia divina para contrarrestar la inteligencia maligna de la Bestia, a la cual la Kábala señala con la cifra 666. Es por ello que cuando estudiamos el Árbol Sephirótico de la Kábala hebraica observamos que el atributo de CHOKMAH ─el Cristo íntimo─ es justamente la inteligencia, siendo la sabiduría el atributo del Sephiroth BINAH ─el Espíritu Santo─…

Así pues, todos aquellos ocultistas que a comienzos del siglo XX escribieron sobre el poder de la voluntad, como por ejemplo Paul C. Jagot, o esos otros que creyeron que la voluntad es algo inherente al humanoide racional, simplemente se equivocaron de manera total. Todavía hoy en día son muchas las gentes que piensan que esos que han logrado hacer tres carreras profesionales: Medicina, Derecho y Filosofía y Letras, son personas muy inteligentes y voluntariosas,pero eso en realidad es ridículo, esas gentes son repetidoras mecánicas de lo que han estado haciendo durante muchas existencias, nada más y punto. Toda esta supuesta VOLUNTAD es tan solo el ejercicio del poder de la BESTIA manifestándose nuevamente y a la cual nos hemos referido en párrafos anteriores.

La voluntad de los científicos que elaboraron la bomba atómica y que ensayaron por vez primera sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki finalizando la Segunda Guerra Mundial, nada tiene que ver con la Voluntad Cristo. Tampoco, amigos lectores y lectoras, la carrera espacial de los colosos del Este y del Oeste está ligada a la voluntad del Cristo, pero sí que está ligada a los milagros de la Bestia citados en el Apocalipsis de San Juan.

Es por ello que nuestro Patriarca nos enfatiza constantemente que el Cristo íntimo es nuestro Salvador Salvandus, que es capaz de negociar con los Señores de Ley para que nos sean anulados determinados karmas gravísimos que no nos permitirían seguir viviendo el Sendero Hermético. El Chrestos íntimo maneja perfectamente la Ley de Epigénesis,lo que le permite generar nuevas circunstancias para sacarnos definitivamente de la Rueda del Samsara o rueda de nacimientos y muertes…..

Terminados los ocho años de Job ─al final de los misterios de la Segunda Montaña─, en los cuales el Cristo íntimo permaneció dentro del Santo Sepulcro, este se levanta del mismo y se sienta en su trono de oro para hacerse cargo de todos nuestros funcionalismos orgánicos y psíquicos. Posteriormente, para culminar su divina tarea,el Señor de Perfecciones lleva a buen término los tres últimos trabajos del Hércules mítico, culminando de este modo su trabajo de Salvador Salvandus,es decir, termina la llamada Tercera Montaña y se convierte en la mismísima Piedra de los esplendores o Piedra Filosofal.

He aquí, amigos/as, la grandeza, el poder y la trascendencia de los misterios de la voluntad del Cristo íntimo.

Os añado ahora unas frases para vuestra reflexión:

«Todo el poder de los hombres de Dios se deriva».
Fray Luis de Granada

«Todo poder es deber».
Victor Hugo

«La reflexión es el ojo del alma».
J . B. Bossuet

«Las Sagradas Escrituras son la suprema verdad».
Leonardo da Vinci

«La religión es la cadena de oro que sujeta la tierra al trono del Eterno».
Homero

ESSE QUAM VIDERI.
─‘Ser antes que parecer’─.
KWEN KHAN KHU

1 comentario

*

code