El espejismo de la ciencia

El espejismo de la ciencia 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Muy queridos lectores/as:

Me apresuro a haceros llegar las informaciones que considero que la Gnosis puede ofrecer al ciego panorama que plantea de llamada ciencia moderna de nuestros días. A los efectos, me propongo mostrar la otra cara de la moneda que nos tratan de imponer EL MATERIALISMO DIALÉCTICO y el MATERIALISMO HISTÓRICO con sus falsas premisas pseudocientíficas. Para ello, retomo el título de un gran investigador y verdadero científico como lo es Rupert Sheldrake. Vamos allá:

El espejismo de la ciencia: los 10 dogmas de la ciencia actual

El biólogo Rupert Sheldrake, uno de los pocos científicos que se han aventurado más allá de los límites impuestos por el paradigma de lo que supuestamente es la realidad establecida.

Como parte de su libro The Science Delusion, Sheldrake indaga cómo la ciencia, de manera similar a la religión de la cual intentaba liberar a la mente humana, sostiene ciertas creencias incuestionables sobre la naturaleza de la realidad.

 “El espejismo de la ciencia es la creencia acrítica en estos dogmas, tratándolos no como creencias sino como verdades… La ciencia es mucho más divertida, interesante y libre cuando transformamos estos dogmas en preguntas”.

Este es el gran valor de Sheldrake: tratar cuestiones que para otros científicos serían ridículas (o aterradoras puesto que podrían hacerles perder sus becas) como preguntas, posibilidades. ¿Tenemos comunicación telepática con nuestras mascotas? ¿Tiene la naturaleza una memoria incorpórea inherente? ¿Lo que hace una persona en otra parte del mundo nos afecta?

Estas son solo algunas de las cosas que ha investigado Sheldrake, el biólogo graduado de Cambridge que ha sido excomulgado por los científicos oficiales, sacerdotes de una nueva religión.

Los diez dogmas de la ciencia:

1. La naturaleza es mecánica: Se cree que todo es similar a una máquina, no a un organismo. Animales y plantas son como máquinas, nosotros somos como máquinas.  “Somos robots ambulantes” (dice Richard Dawkins), máquinas controladas por cerebros programados genéticamente. Una metáfora que ha dominado a la ciencia desde el siglo XVII.

La absurda idea de que el universo, la naturaleza y todos sus reinos proceden de una simple fuente mecánica es, realmente, un exabrupto. Esto es, en verdad, la prueba de la torpeza de eso que llamamos en Gnosis la MENTE SENSUAL. La mente sensual elabora sus conceptos de contenido con lo que recibe de sus cinco sentidos, lo cual la incapacita para estudiar detenidamente los misterios de la vida y de la muerte. El ente humano no es un robot, pero la falsa ciencia de nuestros días sí que lo está transformando en un robot con sus dogmas tradicionales.

2.  La materia es inconsciente: Todo el universo está hecho de materia inconsciente: no hay consciencia en las estrellas, en las galaxias, en los planetas, en los animales, en las plantas y no debería haberla en ninguno de nosotros.

Esta otra afirmación de la ciencia materialista es aún peor, nada se sostiene y nada existe si no hay, en el fondo, una Conciencia Cósmica. Si no existiera una Conciencia que todo lo abarca, hace ya tiempo que el universo hubiera dejado de existir, pues todo se habría desequilibrado y el mismo universo se habría hecho pedazos en cuestión de segundos.

3. Las leyes de la naturaleza están fijas: Son igual hoy de lo que eran durante el Big Bang y lo serán para siempre. La vida evoluciona pero el substrato físico sobre el que lo hace es inmóvil.

Realmente se necesita estar muy CIEGO para pensar que las leyes de la naturaleza son fijas. Cada día la misma naturaleza y el mismo universo muestran, mediante sus fenómenos, que se están modificando constantemente para irse adaptando a las metamorfosis que la creación plantea. Además, ese dogma del BIG BANG es propio para hacer reír a los amantes de la ciencia ficción. ¿Quién estuvo allí para ver el famoso BIG BANG cuando tuvo lugar? ¿Quién filmó aquello para mostrarlo a las multitudes? ¿Por qué se afirman cosas que solo son hipótesis? ¿No son, acaso, ellos, los llamados científicos, quienes dicen que no debemos creer en hipótesis sino en hechos comprobados? ¿Por qué este doble rasero al querer juzgar los fenómenos por parte de los pseudosapientes?

4. La cantidad de materia y energía es siempre la misma: Nunca cambia la cantidad total, excepto en el momento del Big Bang cuando todo surgió a la existencia desde la nada en un solo instante.

Nuevamente con el cuento del BIG BANG, los homúnculos de la ciencia moderna nos quieren hacer comulgar con ruedas de molino. ¿Quién ha ido a medir la cantidad de materia y energía para sentar de manera salomónica semejante burrada intelectual? ¿Existe un medidor de materia y energía que sea capaz de calcular la cantidad de las mismas a nivel cósmico? Estas son simples habladurías propias de las charlatanerías de la pseudociencia, lo que la ha llevado infinidad de veces a tener que RECTIFICAR LO QUE ANTES HABÍA PROCLAMADO COMO UNA LEY. Recordemos simplemente aquello de que la Tierra no era redonda sino plana, lo cual se vino abajo cuando Cristóbal Colón hizo sus viajes hacia América.

5. La naturaleza no tiene propósito: No hay finalidad alguna en toda la naturaleza. El proceso evolutivo no tiene propósito o dirección. Todo continúa mecánicamente para siempre, sin una intención, siempre al azar.

Este es el colmo de los colmos. ¿Acaso se puede pensar en algo tan absurdo como creer que la naturaleza fue creada para NADA? Esto solo puede acontecer en las mentes calenturientas de los cerdos del materialismo. ¿Qué saben estos intonsos acerca de la INTELIGENCIA SUPREMA o AIN INMANIFESTADO DE LA KÁBALA? ¿QUÉ SABEN ELLOS DE LA MULTIDIMENSIONALIDAD DEL ESPACIO? Estos sujetos ignoran que detrás de toda «aparente mecánica» siempre hay un mecánico, y ese mecánico no es otro que el Theomegalogos. Pero ¿qué saben acerca de eso?

6. La herencia biológica es material: Todo lo que heredamos es material, proviene de los genes o de modificaciones epigenéticas.

La ciencia del Anticristo ignora en un ciento por ciento la existencia de las INTELIGENCIAS DEL FUEGO y, por tanto, desconoce que más allá del átomo, más allá de los protones, neutrones y electrones, están los ASHIM ─inteligencias del fuego─, que son los encargados de establecer la genética en concordancia con la Ley del Karma. Empero no se le puede pedir a un burro que hable inglés… Como si fuera poco, hoy ya se habla de los QUANTAS y de los NEUTRINOS, etc., etc., etc. ¿Entonces qué?

«7. Las memorias están almacenadas como trazos materiales: Toda la memoria está almacenada en un lugar específico en el cerebro.

8. La mente es el cerebro: Toda acción mental existe solo en el cerebro. Toda nuestra consciencia es la acción del cerebro y nada más.

Parece mentira que aún, en pleno siglo XXI, existan gentes que consideran que el cerebro es el artífice de todo. Ya fue demostrado miles de veces que más allá del cerebro existe la mente. La mente es energía, el cerebro es celular. El cerebro recibe los impulsos provenientes de la mente. La mente puede viajar a través del tiempo, como ya lo demostró Julio Verne con sus obras VEINTE MIL LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO, en la cual se adelantó a la creación de los sumergibles, o esa otra titulada DE LA TIERRA A LA LUNA, en la cual el escritor narra el viaje del hombre a nuestro satélite y muchos de sus datos acerca de la estructura de este último fueron corroborados por la Nasa. ¿Qué saben estos ciegos guías de ciegos sobre la MENTE INTERIOR y las capacidades que posee de llevarnos al ÉXTASIS, AL SAMADHI SUPREMO? ¡¡¡Enigmas, enigmas, enigmas…!!!

9. La telepatía y los fenómenos paranormales son ilusorios: Nuestros pensamientos e intenciones no pueden tener un efecto a la distancia. Ya que toda acción mental solo existe en el cerebro, las personas “inteligentes” saben que no es posible que una acción mental se transmita fuera del cerebro.

Esta afirmación nos retrotrae a la época aquella en la que Eusapia Paladino tuvo que demostrar ante científicos de diversos lugares la posibilidad de ver el ECTOPLASMA como la energía que permitía plasmar la imagen de un difunto. Pero, como si fuera poco, en Rusia se han hecho multitud de experimentos en los cuales quedó demostrada la TELEQUINESIS, o la capacidad de mover objetos con el poder de la energía mental. ¿Qué le pasa a la mal llamada ciencia? ¿Por qué adolece de tanta MEDIOCRIDAD? Hasta hace poco se afirmaba que el único planeta que tenía vida en nuestro sistema solar era la Tierra, ahora no paran de descubrir otros planetas que podrían albergar vida exactamente como la variedad que presenta nuestro mundo. También se afirmó rotundamente que la LUNA ERA SOLO UN CADÁVER y hace unos días las noticias internacionales mostraron al mundo que la Luna tiene AGUA CONGELADA en los polos y en otros cráteres de la misma. Otro tanto se dijo de Marte: que era inhóspito, que no tenía agua…, y luego se comprobó que en los polos de Marte existe el líquido elemento y se sospechó que podría haber una civilización bajo tierra que hacía traer el agua hacia el Ecuador del planeta.

10. Solo la medicina mecanicista funciona: Solo la medicina alópata, basada en la física y en la química conocida, funciona. Las terapias alternativas, la medicina homeopática y otros tratamientos de este estilo solamente son placebo.

Los médicos materialistas, basados en su amor al dinero y no hacia la humanidad, están tratando de eliminar, de cualquier manera, toda medicina que no obedezca a sus patrones pseudocientíficos. Nosotros, los gnósticos, tenemos fórmulas para CURAR EL CÁNCER y muchas otras enfermedades que la «falsa ciencia» considera incurables. Miles y miles de personas han sido curadas mediante la homeopatía. La medicina alopática debería servir de entretenimiento en los circos, pues cuando leemos los efectos secundarios de muchos medicamentos, quedamos aterrorizados de lo que nos puede ocurrir si consumimos los mismos; de este modo, al final de cuentas, EL REMEDIO RESULTA SIENDO PEOR QUE LA ENFERMEDAD. Son tan absurdos estos medicamentos que, mientras te hacen sentir una calma pasajera, momentánea, al mismo tiempo te están destruyendo plaquetas, alterando el hígado, creando problemas nerviosos, provocando escozor y miles de otras tipologías somáticas.

Terminamos ahora, apreciados lectores, con unas frases para la reflexión:

«El orgulloso se devora a sí mismo».
Shakespeare

«La ingratitud es hija de la soberbia».
Cervantes

«Por la pausa y la pompa se descubre al soberbio».
Fray Cristóbal de Fonseca

«Más fácil es escribir contra la soberbia que vencerla».
Quevedo

«La soberbia es el vicio por el cual los hombres apetecen los honores que no les competen».
Ramón Llull

Os acoto ahora unas palabras de este eminente científico, Rupert Sheldrake:

«La principal diferencia entre los dogmas religiosos y los científicos es que la gente religiosa sabe que sus creencias son creencias. Las personas que creen en el materialismo científico dogmático, a menudo no son conscientes de que sus creencias son creencias. Simplemente piensan que conocen la verdad. En este sentido, sus creencias son incluso más dogmáticas que las de los fundamentalistas religiosos».

OM TAT SAT TAN PAN PAZ.
KWEN KHAN KHU

*

code