S.Dei.Genitrix

S.Dei.Genitrix 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Muy amados amigos/as:

Con profunda alegría quiero haceros partícipes del presente grabado que lleva por nombre:

S.Dei.Genitrix

El título de este grabado ya va referido a la Santa Madre de Dios,en otras palabras a la Madre Divina interior o Devi-Kundalini entre nuestros estudios. Con la Gnosis ya sabemos todos aquellos que la estudiamos que Ella, la Señora del Cielo,tiene cinco manifestaciones, a saber:

  1. Madre Cósmica.
  2. Madre Natura.
  3. Devi-Kundalini.
  4. Madre Muerte.
  5. Maga Elemental.

En todas esas manifestaciones, el Eterno Femenino divinal, Dios Madre, siempre es la generadora de la vida en sus diversas versiones. Por tal motivo vemos nacer de su vientre un gran árbol, viva alusión al Árbol de la Vida o Árbol Sephirótico. Ella es la generadora, ciertamente, de lo infinitamente pequeño ─por ejemplo los átomos─ o de lo infinitamente grande ─los universos─. Es por tal motivo que, gnósticamente, para nosotros es la gran mátrix del universo, llamada también en Oriente MULAPRAKRITI o vientre cósmico que ha de ser fecundado por el rayo del santísimo Okidanokh.

El árbol de nuestro tema está lleno de frutos, concretamente de uvas, porque la vid simboliza a la sangre misma del Cristo Cósmico, al que vemos en la parte superior del mismo bajo la forma de un infante y encima de Él al Tercer Logos de la Kábala, es decir, al Espíritu Santo,el cual asume la forma de una blanca paloma según la concepción religiosa cristiana.

Sin lugar a dudas, la Divina Madre tiene por esposo al Espíritu Santo y ambos son la fuente de alimentación del Señor de Perfecciones ─el Cristo íntimo─. Esa es la razón por la cual estas fuerzas divinales están mostradas en el presente grabado.

Apreciamos a la Madre Divina sentada sobre una roca ─alegoría del sexo en las Sagradas Escrituras cristianas─. La sexualidad es la base concreta que nos va a ayudar a conectarnos con el Fuego Sagrado de nuestra Divina Señora.

Cuando tratamos de interpretar las frases escritas en latín que acompañan nuestro grabado nos encontramos entonces con Nix Tecta Igni Ardes. Traducción: ‘Tú, nieve escondida ─o cubierta─, resplandeces con ─o por─ el fuego’.

He aquí una referencia al Mercurio de los sabios blanqueado como la nieve. Sin lugar a dudas, las aguas mercuriales blanqueadas resplandecen gracias al Fuego filosofal.

Seguidamente tenemos: S ─ancta─ DEI GENETRIX, Coeli terraeque triumphant, et partu exultan mundus, et astra tuo. Traducción: ‘Santa Madre de Dios, los cielos y la tierra triunfan y el mundo y los astros están exultantes por tu parto’.

Esta frase engloba el regocijo del Macrocosmos y del Microcosmos al contemplar la creación en los mundos superiores de Conciencia y en el mundo tridimensional.

Mons NIVE TECTA jacet, divino si ARSERIS IGNE.

Huic vitam et vitem, tu, pia virgo, paris.

Traducción:

‘La montaña está encubierta por la nieve escondida, si ardieras de Fuego divino,

al cual tú, pía virgen, otorgas la vida y la vid’.

La montaña viene a convertirse en una alusión al camino que se halla escondido dentro del mismo Mercurio blanqueado por virtud de la acción del Fuego Sagrado.

Las palabras escritas en el árbol son estas: QUASI VITIS FRUCTUOSISSIMA.

En el pergamino de la izquierda podemos leer: SCIENTIA INTELLECTUS TIMORIS.

En el de la derecha se lee: CONSILII FORTITUDINIS PIETATIS.

La lectura de otras frases aquí presentes ha de hacerse en este orden: ‘Como una vid fructífera, el conocimiento es la comprensión del temor divino, de la prudencia y de la piedad’.

Todo lo anterior nos habla de la necesidad de hacer fructífero en nuestro interior el real conocimiento del temor divino y, asimismo, la urgencia de comprender las virtudes de la prudencia y de la piedad. Aquellos o aquellas que se sienten superiores al mismísimo SER carecen de la comprensión de lo que significa el Eterno dentro de nuestra estructura anímica. Igualmente, no podemos ignorar que nuestro avance espiritual está y estará siempre ligado a la misericordia que desarrollemos hacia nuestros semejantes y la prudencia que hayamos alcanzado al recorrer el Camino Secreto.

Os entrego, por último, unas frases interesantes para reflexionar:

«Todo cuanto me muestra a Dios en mi interior me fortalece. Todo cuanto me lo muestra fuera de mí me debilita».
Emerson

«Dios es la verdad y a nosotros nos toca descubrirla».
Juan de Muller

«Tres cosas conducen a Dios: la música, el amor y la filosofía».
Plotino

«Solo la luz divina es necesaria».
Moliére

«Temo a Dios y, después de Dios, temo a quien no le teme».
Saadi

NON SCHOLAE SED VITAE DISCIMUS.
─‘Aprendemos, no para la escuela, sino para la vida’─.
KWEN KHAN KHU

*

code