Las respuestas del Avatara de Acuario a preguntas muy importantes

Las respuestas del Avatara de Acuario a preguntas muy importantes 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Muy amados lectores/as:

Es un enorme placer y una gran alegría haceros llegar a todos vosotros, en este mensaje:

LAS RESPUESTAS DEL AVATARA DE ACUARIO A PREGUNTAS MUY IMPORTANTES

Observad:

D. Sí, Maestro. Maestro, en el caso de los Bodhisattvas caídos, ¿cómo se le podría llamar a su existencia, sería un retorno o sería una reencarnación?

M. Pues, en cuanto al caso de los Bodhisattvas caídos, debo responder que en ellos hay reencarnación, puesto que ya poseen el «Embrión Áureo», del cual hablo en mi obra titulada El Misterio del Áureo Florecer. Sin embargo, hay algo de retorno en ellos también; ese tal retorno en ellos se debe, sencillamente, a que poseen Yoes –los poseen porque están caídos–. Puede que en un pasado los hayan eliminado radicalmente, pero al caerse, los Yoes resucitan.

Esos ángeles que trabajaron en el pasado Maha-Manvantara de Padma o Loto de Oro, se cayeron en la Lemuria. Al caerse –porque entraron en la generación puramente animalesca y brutal– resucitaron sus Yoes. Es claro que cuando esos Bodhisattvas vienen al mundo, reencarnan por el hecho de que poseen el «Embrión Áureo», pero como tienen Yoes, también en ellos hay retorno, el retorno de los Yoes. Hay en ellos una mezcla de la reencarnación con el retorno, ¿entendido?

Tomo II, conf. «El camino Secreto Revolucionario», pág. 347.

Es necesario que el Bodhicitta, es decir, el Embrión Áureo, la Conciencia despierta, caiga en el Vacío Iluminador

Pistis Sophia, Decimotercer arrepentimiento.

D. Maestro, ¿quisiera tener la bondad de explicarme qué relación es la que existe entre su mensaje y el mensaje del Maestro Krishnamurti?

M. Con el mayor gusto, mi caro hermano, voy a darle respuesta a su pregunta. Realmente, Krishnamurti es el precursor del Avatara de la Nueva Era de Acuario. Todo Avatara tiene un precursor. Jesús tuvo su precursor y este fue Juan el Bautista. Que mi Real Ser íntimo, mi Maestro secreto, o mi Real Ser haya tenido un precursor llamado Krishnamurti, eso está dentro de lo normal, ¿entendido?

D. Maestro, ¿quisiera tener la bondad de explicarme qué quiere decir la palabra «rosacruz»?

M. ¡Oh! Me pregunta usted por una palabra también demasiado exigente, mi caro hermano. En el mundo hay muchas escuelas que se dicen rosacruces y que de rosacruces no tienen sino el nombre. También hay muchos individuos que a sí mismos se denominan Maestros rosacruces o Hermanos rosacruces, Iniciados rosacruces, etc.

Ante todo, comprenda usted qué cosa es la «rosa» y qué cosa es la «cruz», mi hermano. Si usted examina cuidadosamente la cruz verá que consta de dos palos: el vertical es masculino, ¿verdad? El horizontal es femenino. En el cruce de ambos se halla la clave de todo poder.

Ahora, la rosa es el Espíritu, el Logos para ser más claro. ¿Usted sabe lo que significa abrir la rosa en la cruz, que florezca la rosa en la cruz, es decir, en el sexo, en el centro de los palos vertical y horizontal? ¿De qué manera va a florecer la rosa en el sexo?

La cruz es el sexo, óigalo bien; y para que la rosa florezca en el sexo, ¿qué se necesita? La rosa es el Logos –repito–, ¿y en qué forma va a florecer en el sexo, en la cruz? Solamente por medio de la magia sexual, ¿verdad? Eso es obvio.

Claro, con esto podrán escandalizarse muchos, sobre todo los fanáticos de las distintas escuelas de tipo pseudorrosacruz. Pero en nombre de la verdad, tengo que decir que verdadero rosacruz solo es el Logos. Hablando en forma plural: rosacruces son los Logos. Solo aquel que haya alcanzado el estado logoico se convierte en rosacruz.

Rosacruz, un Buddha; rosacruz, un Jesús de Nazaret; rosacruz, un Hermes Trismegisto, etc. Es obvio que muchos aspiran a ser rosacruz, pero para ser rosacruz se necesita ser gnóstico. No es posible llegar a convertirnos en rosacruces si antes no hemos sido gnósticos.

Los gnósticos trabajamos con la «g». Repito, nosotros los gnósticos trabajamos con la «g»; con la «g» de la generación, con la «g» maravillosa del sexo. Para poder ser rosacruces, para llegar a ser rosacruces debemos antes haber sido gnósticos. Debemos antes haber trabajado en la Fragua Encendida de Vulcano. Solo así florecerá la rosa en la cruz. ¿Entendido?

Tomo II, conf. «El Camino Secreto revolucionario», págs. 346-347.

Permitidme dejaros unas frases oportunas para reflexionar:

«Vaso de la fortuna es la Verdad».
Sócrates

«El hombre no vive de pan, sino de Verdad».
Eurípides

«Para el sabio ninguna verdad es amarga».
Maurice Maeterlinck

«La Verdad se corrompe o con la mentira o con el silencio».
Cicerón

«La Verdad en todas partes lo es».
Quevedo

VERITAS VINCIT.
─‘La Verdad siempre vence’─.
KWEN KHAN KHU

*

code