La tragedia de la Naturaleza y la salvación espiritual del Hombre

La tragedia de la Naturaleza y la salvación espiritual del Hombre 850 480 V.M. Samael Aun Weor

1.- La humanidad entera es un órgano de la Naturaleza, un órgano encargado, precisamente, de asimilar y eliminar determinadas substancias y fuerzas. 

2.- Existimos sobre la faz de la Tierra, exclusivamente, con el propósito de servir a la economía de la Naturaleza 

3.- Cada uno de nosotros es una máquina  encargada de captar determinados tipos y subtipos de energía cósmica. Cada maquina humana transforma los distintos tipos de Energía y las retransmite a las capas anteriores del organismo planetario. Somos máquinas al servicio de la economía de la Naturaleza 

4.- Así pues, la vida orgánica es necesaria para la Tierra,  sin la vida orgánica, la Tierra se convertiría en un gran desierto, en un gran Sáhara. 

5.- Los insectos más insignificantes captan determinadas modalidades de Energía que luego, después de transformar, la retransmiten a las capas anteriores del organismo planetario en que vivimos. 

6.- En la epidermis de la Tierra, existe, la vida orgánica. Los árboles, los animales, las gentes, son necesarias para la vida de la Tierra. Los árboles atraen determinados tipos y subtipos de energía cósmica, la transforman  y luego la retrasmiten  a las capas anteriores de la Tierra. 

7.- Los abonos químicos  están actualmente esterilizando la tierra. Los bosques están siendo talados, las ciudades están llenas de smog. Hay científicos que afirman que al paso que vamos dentro de 40 años la humanidad habrá terminado por el smog. Así pues, los ríos, los mares, la atmósfera está contaminada. 

8.- Desgraciadamente, todo está siendo alterado: Los cazadores están acabando con todas las ESPECIES ANIMALES. En el África se han hecho las famosas reservas  porque ya los cazadores realmente no estaban dejando viva criatura alguna, estaban terminando con las especies de la Naturaleza. 

9.- Los BOSQUES tan necesarios para la vida, están siendo TALADOS, los FRUTOS de la Tierra 

han sido ADULTERADOS por los sabihondos, ya es difícil conseguir manzanas puras sin adulteración. Un árbol que no ha sido adulterado, un árbol sin injertos, atrae específicamente la Energía Cósmica que le corresponde, y luego la transforma y transmite a las capas anteriores de la Tierra. Pero un árbol que a sido injertado, no puede ya cumplir tan preciosa misión, y sus frutos están ya también alterados. Ya no capturan, ya no se cargan con esa Energía Cósmica maravillosa con que antes se solían cargar, y dentro del organismo humano, ya no llevan los mismos Principios Vitales que antes. 

10.- Así pues, hoy en día vemos, sobre todo en la California del Norte, frutos bellísimos que son una fiesta para los ojos, pero que realmente no producen en el organismo, los mismos efectos que producen los frutos que no han sido alterados por los injertos. Al paso que vamos, la Tierra entera está siendo sometida a una pavorosa agonía, y esto tiene que llegar a un fin. 

11.- Este planeta está sometido ahora a una larga agonía. Los PECES del inmenso mar están MURIENDO, porque LAS AGUAS ESTÁN CONTAMINADAS. No hay duda de que los Océanos se han convertido en grandes basureros. Los DESPERDICIOS ATÓMICOS pueden ocasionar, en cualquier momento, catástrofes tremendas. Los recipientes que se usan para guardar los desperdicios atómicos realmente no sirven, y en cualquier momento repito, pueden provocar grandes catástrofes 

12.- Los TERREMOTOS se están intensificando de instante en instante, de momento en momento. Sucede que en el fondo de los océanos, está la tierra agrietada; un sistema de GRIETAS existe en los lechos de los Océanos Atlántico y Pacífico. Algunas grietas de ésas son ya tan profundas, que el océano está penetrando dentro de ellas y se ha puesto en contacto con el fuego que circula dentro del interior de la Tierra 

13.- A consecuencia de eso, se producen vapores y presiones que aumentan de instante en instante, de momento en momento. Ésa es la causa secreta de tantos y tantos terremotos que se están sucediendo por esta época. 

14.- Ya no convence a nadie la teoría aquélla de que “tal o cual terremoto se debió simplemente a un cambio, o a un movimiento, o a un deslizamiento de determinadas capas geológicas”. La cruda realidad es que tan pronto tiembla en un país como tiembla en otro, y cada día los terremotos se hacen más y más intensos, y se harán cada día más intensos; de eso no cabe la menor duda. Si se añade a eso las EXPLOSIONES ATÓMICAS que “tirios y troyanos” están realizando dentro del interior del planeta Tierra, no puede sorprendernos que en cualquier momento haya pues, alguna gran catástrofe. 

15.- El hombre está contenido en la Naturaleza y la Naturaleza en el hombre; y si no descubrimos las Leyes de la Naturaleza dentro de nosotros mismos, no las descubriremos fuera de sí mismos, nunca jamás. 

16.- Podemos trazar lindos planes con respecto a un mundo sin fronteras, a un edén terrenal,  mas si continuamos como estamos, si no eliminamos, precisamente, de nuestra naturaleza, los factores psicológicos que producen guerras en el mundo, los factores psicológicos que producen discordia, los factores psicológicos que producen odio, etc., el mundo irá de mal en peor. 

17.- El  Gnóstico conceptúa que la existencia es toda integral, única. Piensa el Movimiento Gnóstico que no hay tal “más allá”, que todo está dentro de nosotros mismos, aquí y ahora. Si nosotros llegamos a conocernos a sí mismos, es decir, a conocer nuestros propios mundos interiores, nuestra propia vida interior psicológica, conoceremos la vida interior psicológica de todo el planeta Tierra y de todo el Universo en general. 

18.- El  Gnóstico jamás ha negado los principios anímicos, étnicos o espirituales de la gente; solo afirma en forma enfática que: dentro de nosotros mismos está todo; que debemos autoexplorarnos para autoconocernos. El día que nosotros hayamos disuelto el Ego conoceremos al Universo y a los Dioses; el día que nosotros hayamos disuelto el Ego animal, hablando en el sentido más completo de la palabra, vendremos a experimentar, por sí mismos y en forma directa, eso que se llama Alma, eso que es el Ser.