Profecías para la nueva Era Acuaria

Profecías para la nueva Era Acuaria 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Muy apreciados lectores: 

Con gran placer os hago llegar este mensaje que el V.M. Samael lanzó a la humanidad el 4 de febrero del año 1962, veamos: 

A TODOS LOS PUEBLOS DE LA TIERRA, MUCHEDUMBRES, NACIONES Y LENGUAS: 

PROFECÍAS PARA LA NUEVA ERA ACUARIA 

«El signo de Acuario está gobernado por Urano; este planeta es de naturaleza científica, revolucionaria y explosiva. 

La humanidad, realmente, no se halla preparada para polarizarse en forma positiva con Urano; el resultado de su incapacidad para acomodarse a este tipo de vibración es espantoso. 

Habrá guerras atómicas a muerte, se perfeccionarán la bomba atómica y la bomba de hidrógeno, se inventarán rayos de muerte [recuérdese aquí que ya EE. UU. ha fabricado un rayo láser capaz de destruir satélites y de alcanzar aviones enemigos], se inventarán otras bombas peores que la atómica; la técnica al servicio de la guerra hará maravillas. 

El teléfono combinado con la televisión alegrará los hogares, pero también será usado como instrumento de información guerrera y hasta como instrumento de espionaje [léase: todo lo que las potencias actuales pueden hacer simplemente con un IPhone o teléfono celular: enviar misiles a un lugar determinado o matar a determinada persona]. Resulta interesante conversar con algún ser amado por teléfono y verlo al mismo tiempo; desgraciadamente esto será usado en los servicios de espionaje y en cuarteles generales de los señores de la guerra… 

Los aviones actuales pasarán pronto a los museos, los barcos actuales se convertirán en curiosos artefactos que serán el hazmerreír de la gente de Acuario, los modernos automóviles lucirán bonitos en los museos de antigüedades, los camiones, buses, autobuses, tranvías, trenes, etc., etc., etc.se conocerán únicamente en los museos de antigüedades o por la tradición de los abuelos. 

Todos los servicios de transporte urbano e interurbano serán aéreos. Las naves aéreas de Acuario serán impulsadas por la energía atómica. El ser humano llegará a la Luna dentro de muy poco tiempo. Más tarde, el ser humano llegará a otros planetas del espacio. 

Todo andaría muy bien si el hombre aprendiera a amar. Desgraciadamente, el ser humano no está preparado para polarizarse positivamente con Urano y del uso pasará al abuso. No se contentará el hombre con visitar otros mundos, abusará de su poder y luego intentará dominar a otras humanidades hermanas por medio de la fuerza. Intentará el hombre terrestre armar flotas de astronaves para conquistar por la fuerza otros mundos, intentará repetir en otros planetas todas las hazañas de un Hernán Cortés en México, o de un Pizarro en el Perú [recuérdese que ya EE. UU. ha creado la Fuerza de Defensa Espacial y pretende ser el único en dominar el espacio sideral]. 

Cuando estas cosas sucedan, el fin habrá llegado. El final de la raza nuestra viene en Acuario. 

Si estudiamos este signo descubrimos que gobierna el aire y que tiene como opuesto al signo de Leo, que es fuego viviente. Por simple deducción lógica, resulta claro pensar que la gran catástrofe viene por el aire y resulta del fuego que flamea. 

Es cierto y de toda verdad que la tierra antigua fue destruida por el agua, así también es verdad que nuestra tierra actual será devorada por el fuego. En tiempos arcaicos la tierra estuvo más cerca del sol y tenía un planeta hermano gemelo. Por aquella antigua edad el hombre conoció la guerra atómica y abusó de su ciencia y conoció el espacio sideral. Un día cualquiera hubo una colisión de mundos precedida por terribles terremotos, espantosos maremotos y siniestros cataclismos geológicos. El choque con otro planeta [entiéndase que se trató de Hercólubus] fue espantoso en gran manera. La tierra fue lanzada a la distancia que actualmente ocupa con relación al sol. Los sobrevivientes que antes veían al sol inmenso se horrorizaron cuando lo vieron empequeñecerse hasta el tamaño en que ahora lo contemplamos. 

Realmente, pocos fueron los sobrevivientes; estos comenzaron su vida en las cavernas de la tierra, volvieron a una nueva Edad de Piedra, tuvieron que luchar por reconquistar una nueva civilización, reconquistaron el átomo y las naves aéreas, hicieron maravillas y prodigios y, cuando abusaron de la energía nuclear, fueron destruidos por el agua. 

¡Paz Inverencial! 

Samael Aun Weor 

Os dejo ahora, queridos lectores, unas frases para la reflexión: 

«La grandeza de alma ha sido, es y será siempre grandeza de primera clase». 
Chacet 

«Los que no tienen más méritos que los de sus antepasados se parecen a las patatas, que todo lo tienen debajo de la tierra». 
Swift 

«Roma adquirió la grandeza solo para comprender que la grandeza destruye a las naciones cuyos hombres no son grandes». 
Bernard Shaw 

«La verdadera grandeza es la que no necesita de la humillación de los demás». 
Alejandro Dumas ─padre─ 

MORI POTIVS QVAM FEDARI. 
─‘Antes la muerte que la mancha’─. 
Kwen Khan Khu