Importante aclaratoria

Importante aclaratoria 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Muy apreciados amigos lectores:

IMPORTANTE ACLARATORIA

Considerando que es importantísimo hacer luz en las tinieblas, he tomado la resolución de haceros llegar una aclaración doctrinaria importantísima al respecto de las diferencias radicales entre las enseñanzas de nuestro Avatara, V.M. Samael Aun Weor, y las del personaje que el ocultismo ha venido a llamar GURDJIEFF.

Nada menos y nada más, querido lector, Gurdjieff cometió el GRAVÍSIMO ERROR de pronunciarse contra la Divina Madre al atribuirle a Ella las cualidades tenebrosas de la serpiente que llamamos KUNDARTIGUADOR. Esto es un delito imperdonable y por eso la divinidad no permitió el éxito de sus enseñanzas y de su escuela llamada Instituto para el Desarrollo Armónico del Hombre, con sede en París.

Os hago llegar el siguiente extracto de nuestro Patriarca en el cual nos advierte acerca de este imperdonable error, veamos:

«Bien sabe Eliphas Levi –el abate Alfonso Luis Constant– que hay dos serpientes en nuestro interior: la ascendente y la descendente. La primera es aquella que se enroscaba en el lingam generador, aquella Serpiente de Bronce que sanaba a los israelitas en el desierto. Bien sabemos que la vara se convirtió en serpiente.

La segunda es la horrible serpiente Python de siete cabezas que se arrastraba por el lodo de la tierra y que Apolo, irritado, hirió con sus dardos; la serpiente tentadora del Edén.

Gurdjieff cometió el gravísimo error de atribuir a la primera los aspectos izquierdos, ilógicos y fatales de la segunda. Es lamentable que Gurdjieff se hubiera pronunciado en contra de la serpiente ascendente. Es claro que por tal motivo fracasaron sus discípulos. En realidad de verdad, ¿cuál de los discípulos de Gurdjieff, en el Instituto para el Desarrollo Armónico del Hombre, en París, logró alguna vez desintegrar los agregados psíquicos? Y es que no es posible desintegrarlos sin ayuda de la Divina Madre Kundalini. Se le olvidó a Gurdjieff la composición de esa palabra. Kunda nos recuerda al abominable Órgano Kundartiguador; lini es un término atlante que significa ‘fin’. Esto significa que, con el ascenso de la Flama Sagrada por la médula espinal del asceta gnóstico, concluye el abominable Órgano Kundartiguador.

[…]

Con la ayuda de la Kundalini-Shakti, los agregados psíquicos ─es decir, el mercurio seco─ puede ser desintegrado, reducido a cenizas. Se trata de un mercurio no útil para la Gran Obra, un mercurio putrefacto dentro del cual, desgraciadamente, se encuentra enfrascada la Conciencia».

─Extracto de la conferencia titulada «La elaboración del Mercurio Secreto», dictada por el V.M. Samael Aun Weor y contenida en el tomo III, pág. 334, de El Quinto Evangelio─.

Con las anteriores palabras de nuestro Gurú podemos concluir que, lamentablemente, el Sr. Gurdjieff nunca fue un Maestro Autorrealizado y mucho menos un Maestro Liberado que hubiese hecho la Gran Obra ─léase: las Tres Montañas─, todo lo cual nos permite deducir que este señor fue un simple «buscador de poderes», un pseudocultista. Por esto le gustaba hacer en París exhibiciones de las danzas derviches que había aprendido en el Kurdistán.

Gurdjieff jamás nos habló con detalles acerca de las Rondas de la creación, y lo que alguna vez comentó sobre los atlantes se lo habían dicho a él ciertos lamas tibetanos cuando estuvo en aquellas tierras del Tíbet.

Entonces, la pregunta es: ¿Por qué algunos compañeros gnósticos de diversas siglas, incluyendo las nuestras, siguen diciendo que el V.M. Samael copió sus enseñanzas basándose en las obras de Gurdjieff? ¿Por qué se sigue comparando al Maestro Samael con Gurdjieff si este último ni siquiera practicó el Gran Arcano, con lo cual continuó siendo un hombre lunar? Enigmas, enigmas, enigmas…

Os entrego ahora unas frases para vuestra reflexión:

«Mala cosa es no querer a las personas que nos quieren».
Moliere

«Poco bueno habrá hecho en su vida el que no sepa de ingratitudes».
Benavente

«Ingrato es quien niega el beneficio recibido, ingrato quien no lo restituye, pero de todos el mas ingrato es quien lo olvida».
Séneca

«La ingratitud es más fuerte que el alma del traidor».
Shakespeare

«El ingrato es como un vaso agujereado en donde se pierde todo lo que se echa».
Anaxágoras

ITA EST VITA HOMINUM.
─‘Así es la vida de los hombres’─.
KWEN KHAN KHU

*

code