Los dos reinos

Los dos reinos 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Queridos amigos y amigas:

Quiero haceros llegar unas palabras relacionadas con:

LOS DOS REINOS

Existe el REINO DE LA LUZ y el REINO DE LAS TINIEBLAS.

El Reino de la Luz está conformado por almas purificadas y jerarquías sublimes.

El Reino de las Tinieblas está compuesto por demonios y almas perdidas.

El Reino de la Luz existe en las dimensiones superiores del cosmos.

El Reino de las Tinieblas tiene su morada en las infradimensiones de cada planeta.

El Reino de la Luz está lleno de belleza, orden, paz y sabiduría.

El Reino de las Tinieblas está rodeado de desorden, sufrimientos, ignorancia y fealdad.

El Reino de la Luz es la morada del Amor Consciente.

El Reino de las Tinieblas es el fruto de la maldad.

El Reino de la Luz es infinito, es eterno.

El Reino de las Tinieblas es temporal, no goza de eternidad.

El Reino de la Luz es omnisciente.

El Reino de las Tinieblas es absolutamente ciego.

El Reino de la Luz es generador, creador.

El Reino de las Tinieblas es degenerador al cien por cien.

El Reino de la Luz posee Aeones de luz cada vez más intensos.

El Reino de las Tinieblas está hecho de círculos cada vez más obscuros y fétidos.

El Reino de la Luz tiene el lenguaje divino, la lengua de oro.

El Reino de las Tinieblas solo posee mantras malignos.

El Reino de la Luz está lleno de templos y moradas filosofales.

El Reino de las Tinieblas está integrado por cavernas infernales.

El Reino de la Luz está lleno de misterios.

El Reino de las Tinieblas solo ofrece bajezas de toda especie.

El Reino de la Luz pertenece a la gama del ultravioleta.

El Reino de las Tinieblas pertenece a la gama del infrarrojo.

El Reino de la Luz provoca constantemente milagros.

El Reino de las Tinieblas origina permanentemente desgracias.

El Reino de la Luz está lleno de valores éticos y de virtudes.

El Reino de las Tinieblas es la escuela permanente de los vicios, las blasfemias y la inmoralidad.

El Reino de la Luz está lleno de esperanzas.

El Reino de las Tinieblas es la afirmación de la desesperación.

El Reino de la Luz es el súmmum de la castidad.

El Reino de las Tinieblas es el colmo de la fornicación.

El Reino de la Luz es la suprema verdad.

El Reino de las Tinieblas es la casa de la «contraverdad».

El Reino de la Luz tiene como divisa la fidelidad.

El Reino de las Tinieblas solo respira traición.

El Reino de la Luz premia los sacrificios hechos por amor a Dios.

El Reino de las Tinieblas solo premia la perversidad.

El Reino de la Luz es el dador de los dones a las almas bienaventuradas.

El Reino de las Tinieblas otorga los cuernos de la Bestia a sus más allegados.

El Reino de la Luz acepta a los arrepentidos de sus pecados.

El Reino de las Tinieblas no tiene piedad de nadie.

El Reino de la Luz se sostiene con pocas leyes.

El Reino de las Tinieblas es la materialización más terrorífica de miles y miles de leyes.

En el Reino de la Luz no existe el dolor, solo la exaltación y alegría de las almas.

En el Reino de las Tinieblas solo se oye el llanto y el crujir de dientes de la autodestrucción egoica.

En el Reino de la Luz abundan los Buddhas de Compasión, los Ángeles, los Arcángeles, los Serafines, los Querubines, etc.

En el Reino de las Tinieblas solo se ve por doquiera a los Príncipes del Mal.

En el Reino de la Luz solo existe la adoración suprema al Theomegalogos.

En el Reino de las Tinieblas solamente se rinde culto a la Bestia de siete cuernos cuyo número es 666.

En el Reino de la Luz las almas gemelas comparten su amor y su dicha inseparable.

En el Reino de las Tinieblas las almas perdidas solo se alimentan de adulterios, promiscuidad y fornicaciones incesantes.

En el Reino de la Luz las vestiduras sagradas denotan las jerarquías anímicas de las almas.

En el Reino de las Tinieblas la desnudez de sus cuerpos es el indicador de su propia perdición.

Después de haber reflexionado acerca de todo esto, estimado lector, os pregunto: ¿a cuál de estos dos reinos queréis pertenecer?…

Os acoto, finalmente, unas frases para vuestra reflexión:

«El valor de un hombre no se determina por lo que posee, ni aun por lo que hace, sino que está rectamente expresado por lo que es en sí mismo».
Aristóteles

«No puedes ver lo que eres, lo que ves es tu sombra».
Rabindranath Tagore

«Nosotros sabemos lo que somos, pero no lo que podemos ser».
Shakespeare

«El hombre que quiere contemplar frente a frente la gloria de Dios en la Tierra, debe contemplar esta gloria en la soledad».
Edgar Allan Poe

DE GUSTIBUS NON EST DISPUTANDUM.
─‘Sobre los gustos no se discute’─.
KWEN KHAN KHU

*

code