Cristo en su lagar

Cristo en su lagar 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Muy recordados compañeros/as:

Me complace haceros llegar estos comentarios acerca del presente grabado atribuido al pintor Dirck Volckertsz Coornher, el cual vivió entre los años 1522 y 1590. La obra recibió el nombre de…

…CRISTO EN SU LAGAR

Este grabado hállase también en otras pinturas cristianas y en las mismas aparece con el nombre de El lagar místico.

Este portentoso grabado está lleno de frases en latín, las cuales os adjunto:

LIBVIT IEHOVE AEGRITUDINE EUM CONTVNDERE. Esa. 53.

Traducción: ‘Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Isaías 53:10’.

MORBOS NOSTROS AC DOLORES IPSE TVLIT AC TOLERAVIT. Esa. 53.

Traducción:Ciertamente llevó él nuestras enfermedades y sufrió nuestros dolores. Isaías 53:4’.

CUR TUA RUBET VESTIS TUAQ INDUMENTA SUNT SIMILIA EUIS QUI TORCULAR CALCAT. Esa. 63.

Traducción: ¿Por qué es rojo tu vestido y tus ropas como del que ha pisado en lagar? Isaías 63:2’.

IPSE OB PECCATA NOSTRA SCELERAQVE VULNERATUS ATQVE CON TUSUS POENAS NOBIS SALUTARES DEDIT.

Traducción: ‘Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él y por su llaga fuimos nosotros curados. Isaías 53:5’.

INDUTUS EST PALLIO TINCTO SANGUINE ET NOMINE VOCATUR SERMO DEI.

Traducción: ‘Estaba vestido de una ropa teñida en sangre y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Apocalipsis 19:13’.

Coniecit in eum dominus iniquitates omnium nostrum. Esa 53.

Traducción: […] ‘mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Isaías 53:6’.

Iesus traditus est ob delicta nostra. Rom. 4.

Traducción: ‘Jesús fue sacrificado por nuestras transgresiones […]. Romanos 4:25’.

Christus peccata nostra suo corpore sustulit in patibulum ut peccatis defuncti iustitae vivamus. Pet. 2.

Traducción: ‘Cristo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero para que nosotros, muertos en nuestros pecados, vivamos en justicia. Pedro 2:24’.

Esta obra nos muestra al Cristo íntimo siendo sacrificado como si se tratase del fruto de la vid. Ni duda cabe de que cuando aludimos al Cristo recordamos entonces aquellas palabras que el V.M. Aberamentho pronunció a sus discípulos en la última cena: «Este es mi cuerpo, esta es mi sangre, comed y bebed. Haced esto siempre en memoria mía». De este acto nació la llamada eucaristía cristiana.Indudablemente que el Cristo en substancia es la fuerza que sostiene los mundos espirituales y físicos de los que nos habla el Árbol Sephirótico de la Kábala hebraica

No exageramos de ninguna manera si decimos que, gnósticamente hablando, ese Cristo en substancia representa a las aguas Mercuriales del ser humano, las cuales han de sufrir en el laboratorio de nuestro cuerpo físico su transformación. Esa es la razón por la cual vemos que la cruz que soporta el CHRISTUS no es otra cosa que el cruce sexual del lingam-yoni,el cual permitirá que nuestras secreciones se conviertan en el elixir rojo de los alquimistas, tan necesario para crear nuestros vehículos anímicos internos. Indubitablemente que la prensa que comprime el cuerpo del Señor es, justamente, el Sahaja Maithuna o Arcano A.Z.F. de los grandes misterios. Esa ─sangre o substancia─ es la vestidura roja a la que alude una de las frases escritas en latín ─Apocalipsis 19:13─, e igualmente en el pasaje relativo a Isaías 63:2.

Lamentablemente, las iglesias católica y ortodoxa cristianas ─ambas deformadoras de la doctrina original del V.M. Aberamentho─ han querido hacer creer a las multitudes que todos los padecimientos que sufrió el Gran Kabir de Nazaret lavaron los pecados del mundo entero y, por lo tanto, todas las humanas criaturas pecadoras pueden seguir pecando toda su vida, ya que, de todas maneras, serán salvas ante los ojos de Dios. Nada más absurdo. Se ha pretendido mostrar a la humanidad que Jesús de Nazaret fue alguien que quiso ser crucificado para que nosotros siguiéramos viviendo nuestras viditas pecaminosas. ¡Nada más ridículo! Han ocultado a las masas sociales el significado oculto de la obra que debe realizarse en nuestro interior, mediante los padecimientos voluntarios y sacrificios conscientes de nuestro Señor interior, en comunión con los esfuerzos conscientes de la Esencia o Alma Humana……

Resulta importante destacar la frase latina que reza «Cristo llevó nuestros pecados sobre el madero para que nosotros, muertos en nuestros pecados, vivamos en justicia»… Obsérvese que se nos enfatiza de manera muy clara que para que el Cristo nos pueda redimir es necesario que nosotros estemos muertos a nuestros pecados. En otras palabras: ES NECESARIA LA MUERTE INTERIOR para ayudar a nuestro SALVADOR SALVANDUS a alcanzar nuestra salvación y que podamos ser declarados JUSTOS, como bien lo expresa la PISTIS SOPHIA DEVELADA por nuestro Patriarca: V.M. Samael Aun Weor.

Es claro y está dicho por el Gnosticismo contemporáneo que el Jesucristo íntimo es crucificado por nuestras transgresiones ─Romanos 4:25─, pues todas esas muchedumbres que reclaman la crucifixión del Señor de Perfecciones no son otras que los diez mil agregados psicológicos que, lamentablemente, llevamos dentro

Es obvio que el Cristo íntimo es EL VERBO DE DIOS, en otras palabras, Él es el VERBO DEL PADRE ─del Kether kabalístico─, y por eso está dicho: «Nadie llega al Padre si no es a través del Hijo»… Esa es la razón de que la Pistis Sophia nos declare: «Él conoce los interiores de los interiores y los exteriores de los exteriores»

Es bueno señalar que, ciertamente, el Cristo íntimo asume nuestras enfermedades y todos nuestros dolores con el propósito de evitar nuestra involución en los mundos infiernos o estratos inferiores de la naturaleza.Y por ello se afirma que ÉL NOS RESUCITA A LA VIDA ETERNA…, no lo olvidemos…

El grabado nos señala claramente como la sangre o tintura roja del CHRESTOS ÍNTIMO brota de sus estigmas para convertirse en el vino de la transubstanciación que nos enriquece nuestra vida interior.

En otro grabado similar al presente y atribuido a un pintor de nombre Hieronymus, de origen flamenco,aparece de nuevo el Cristo íntimo en su lagar y cerca de Él la Divina Madre, pues es incontrovertible que la Divina Madre trabaja bajo la dirección de su hijo. Sin el auxilio de nuestra Stella Maris resulta imposible MORIR EN SÍ MISMOS para que luego el Señor de Perfecciones realice en nuestro continente anímico su GRAN OBRA y de este modo Él mismo convertirse en nuestra PIEDRA FILOSOFAL.

En ese otro grabado al que nos referimos es fácil observar también a un ángel recogiendo en un cáliz la sangre del Redentor.Es por ello que la eucaristía cristiana reparte el pan y el vino en sus ceremoniales sagrados, especialmente en la sagrada misa, porque los átomos crísticos descienden desde los mundos superiores de Conciencia para ayudar a los devotos en su transformación interior, y tales átomos se depositan en el vino y el pan de la eucaristía.Ese fue el pacto que el Cristo íntimo cerró con sus Apóstoles

Amigos y amigas, ya el profeta Isaías había pronosticado la llegada del Mesías en su tiempo, y por ello varias de las frases latinas que acompañan a este grabado lo mencionan atinadamente.

Permitidme ahora ofreceros unas máximas para la reflexión:

«Sufre con paciencia por Dios pobreza, enfermedad, trabajos y afrentas, y quedarás premiado».
Santa Teresa

«Nos buscamos en la felicidad, mas solo nos hallamos en el sufrimiento».
Henry Bataille

«Nos curamos de un sufrimiento cuando lo sentimos cabalmente».
Marcel Proust

«El que teme padecer padece ya lo que teme».
Montaigne

«Sufrimos más a medida que más amamos. La suma de los dolores posibles para cada alma es proporcional a su grado de perfección».
Amiel

HOC EST ENIM CORPUS MEUM.
─‘Este es mi cuerpo’─.
KWEN KHAN KHU

*

code