¿Cual es nuestro papel en estos tiempos de pandemia universal?

¿Cual es nuestro papel en estos tiempos de pandemia universal? 850 480 V.M. Kwen Khan Khu

Apreciados lectores/as:

Me acerco a vosotros para haceros llegar la siguiente reflexión:

¿CUÁL ES NUESTRO PAPEL EN ESTOS TIEMPOS DE PANDEMIA UNIVERSAL?

A través de la historia de la humanidad, los libros sagrados de todas las religiones han mostrado a sus feligresías recomendaciones en favor de adaptarse a las innumerables adversidades que el género humano ha recibido, ya sea por causa del Karma o debido a la Ley de Accidentes. Baste recordar, leyendo el Antiguo Testamento de la Biblia cristiano-hebraica, aquel episodio concerniente a lo sucedido con el gran Iniciado Moisés y su famoso pueblo elegido, compuesto por hebreos, fenicios, griegos, egipcios, mesopotámicos, etc. Nunca dicho pueblo fue únicamente judaico, ese es un grave error de los exégetas durante siglos debido a la falta de Conciencia para poder adentrarse en los pormenores de lo que realmente sucedió en aquellos tiempos.

Lo interesante de todo aquello son dos cosas:

A. El pueblo elegido se dice que en aquellos tiempos era cautivo del pueblo egipcio y padecían esclavitud. Esto ya ha sido comprobado que es una ABSURDA MENTIRA, pues en Egipto no se conoció la esclavitud, así lo han confirmado los historiadores y los arqueólogos. Empero, sí ha habido una intención malsana de hacer creer a las gentes esa falsa versión de los hechos por parte de ciertos intereses mezquinos.

B. Tal cautiverio tendría su final si aquellos seguidores aceptaban las reglas de un LIBERADOR o CAUDILLO MÍSTICO que resultó siendo el mismo MOISÉS.

La esclavitud del pueblo elegido ha de ser interpretada como la PRISIÓN EN LA QUE VIVIMOS TODOS LOS SERES HUMANOS mientras estamos sumidos en el lodo de la INMUNDICIA EGOICA. Es el YO quien siempre ha tenido cautiva a la humanidad y la hace sufrir. Algunos falsos exégetas hacen aparecer al faraón Ramsés como el tirano que sumía en dolor permanente al pueblo elegido, cosa que también ha sido refutada históricamente, pues no hay evidencias ni arqueológicas ni históricas que demuestren que hubiese existido aquella TIRANÍA SALVAJE.

Recuérdese que Egipto era llamado PAÍS ASOLEADO DE KEM o KEMET, lo cual en egiptología se traduce como «lugar del limo negro o de las aguas negras», y, ciertamente, aquellos Iniciados y la humanidad entera siempre han tenido sus AGUAS MERCURIALES NEGRAS a causa del Yo animal que le ha dado esa putrefacción a dichas aguas sagradas. Indudablemente, hablando herméticamente o, mejor dicho, esotéricamente, si alguien anhela ser salvado de la Rueda del Samsara o Rueda de las Fatalidades, tiene que comenzar por cambiar el color de sus aguas, y esto se consigue, gnósticamente hablando, mediante la TRANSMUTACIÓN ALQUÍMICA DE NUESTRAS AGUAS ESPERMÁTICAS, esta es la clave encerrada en el famoso ARCANUM A.Z.F.

Incuestionablemente que MOISÉS, curiosamente, se tradujo siempre como ‘SALVADO DE LAS AGUAS’, aludiéndose al hecho inventado de que su madre, Myriam ─léase: María, Ram-IO, Devi-Kundalini─, lo metió en una cesta siendo un bebé y la esposa de un faraón lo recogió y se convirtió ella en su progenitora. Esto hay que entenderlo, paciente lector, pues MOISÉS, ciertamente, fue educado entre la sabiduría de los egipcios. Ellos, los Maestros egipcios, hicieron de MOISÉS un Hierofante magnífico que manifestó, por voluntad de su Real SER, que estaba preparado para meter en el DESIERTO DE LOS SABIOS ─entiéndase: en la Segunda Montaña─ a todos aquellos y aquellas que quisieran seguirlo para hacerlos llegar a la TIERRA PROMETIDA.

Estos relatos bíblicos, como los relatos de muchos libros considerados sagrados, están escritos en forma de parábolas o metáforas por INICIADOS para ser interpretados por INICIADOS, y el error de nuestra humanidad «académica» ha sido siempre tratar de entenderlos de manera literal, todo lo cual es un gravísimo error. Por cierto, esta interpretación literal ha sido ya la causa de muchísimas guerras religiosas que han causado miles y miles y miles de muertos desde siglos o milenios pasados.

Pues bien, cuando Moisés comienza sus prédicas ─dicen los teólogos inconscientes─, el faraón se enojó y aumentó el sufrimiento del pueblo elegido. Hay que interpretar aquí a la figura del faraón como el ostentador del poder político, como la imagen de la vida horizontal, como aquel que mantiene las Conciencias de las masas absolutamente adormecidas; aunque nunca un faraón verdadero quiso adormecer a sus súbditos, pues fue justamente por la fuerte DISCIPLINA ESOTÉRICA que Egipto llegó a ser un imperio que duró TRES MIL AÑOS, nada más y nada menos…..

Consideraciones aparte, estimado lector, lo cierto es que aquel pueblo elegido, finalmente, decide seguir a Moisés en favor del viento o contra todos los vientos. Antes la divinidad había enviado sobre Egipto diversas epidemias, plagas, había convertido las aguas potables en sangre, etc., etc., etc., y todo ello a través de MOISÉS y su báculo. Ante todas estas evidencias el pueblo «elegido» abandona el lugar «de las aguas negras» ─o KEM─ y sigue los pasos que MOISÉS les iba indicando durante su peregrinar.

Muy curiosamente, haciendo un paralelo con todas aquellas historias que nos narra la Biblia en el capítulo «EXODUS», nuestra humanidad actual está igualmente metida en el pantano de la FORNICACIÓN, está prisionera de sus PASIONES y tan solo sabe SUFRIR, SUFRIR, SUFRIR, etc. Igualmente, querido lector, el cielo ha enviado a esta progenie contemporánea a UN SALVADOR, un GUÍA, UN AVATARA, y este Avatara ha desarrollado un cuerpo de doctrina extraordinario para sacar al género pseudohumano de su ceguera y de su animalidad, para ayudarlo a recuperar su verdadero estatus de CRIATURA HUMANA y ser digno de ser llamado HIJO DE DIOS…

Empero, igual que en tiempos de MOISÉS, el pueblo, las muchedumbres, siempre estaban cuestionando la MAESTRÍA DE SU GUÍA, a pesar de los muchos milagros que había operado delante las mismas, a lo cual MOISÉS reaccionaba recordándoles su promesa de llevarlos a la TIERRA PROMETIDA. Aun así, aquellas gentes, cuando MOISÉS subió al MONTE SINAÍ ─léase: cuando estuvo una temporada en los mundos superiores de Conciencia─, las masas aquellas llegaron a pensar que MOISÉS los había abandonado y se dedicaron otra vez a darle rienda suelta a su MUY AMADO EGO ANIMAL. Cuando Moisés supo esto entonces, habiendo recibido ya el DECÁLOGO o los Diez Mandamientos que aún hoy subsisten, descendió del SINAÍ y habló a su pueblo sentenciándolo enfáticamente: «Aquellos que no quieran seguir la ley morirán por voluntad de la Ley»… Lo que sigue de esta narración es que unos pocos siguieron, en definitiva, hasta el final al caudillo MOISÉS y alcanzaron la famosa TIERRA PROMETIDA, es decir, la AUTORREALIZACIÓN INTERNA DEL SER.

¿Qué nos sucede hoy en día, ínclito lector? Justamente lo mismo. Hemos recibido un cuerpo de doctrina nunca antes mostrado al mundo, hemos tenido un Patriarca y Avatara realmente despierto en un cien por ciento, hemos recibido miles y miles de prácticas para corroborar los postulados de la Gnosis, pero a nuestras almas no ha llegado ESA MEDICINA. Todo se ha quedado como UNA LECCIÓN APRENDIDA DE MEMORIETA Y NADA MÁS. Así es nuestro estado interior. Los llamados TRES FACTORES DE LA REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA nos los conocemos de MEMORIA y hacemos alarde de los mismos en nuestras conferencias públicas o en conferencias ONLINE, pero ¿cuánto hemos muerto psicológicamente? ¿Estamos realmente tratando de vivenciar PADECIMIENTOS VOLUNTARIOS Y SACRIFICIOS CONSCIENTES para doblegar la voluntad de nuestro EGO INFERNAL y destruirlo posteriormente? ¿Estamos en verdad SUBLIMANDO NUESTRO TRABAJO ALQUÍMICO o es el YO QUIEN HACE LA ALQUIMIA? ¿Son constantes nuestras oraciones a Dios-Madre para rogarle que nos elimine aquellas aberraciones que previamente hemos reflexionado y comprendido? Etc., etc., etc. ¡Enigmas, enigmas, enigmas…….!

Se supone que, como parte de los planes de la BLANCA HERMANDAD, nuestra humanidad habrá de experimentar otra vez un EXODUS o ÉXODO para lograr una semilla que permitirá la futura aparición de la SEXTA GRAN RAZA que ya tiene nombre y se llama KORADHI. Este ÉXODO estará compuesto por compañeros y compañeras que, realmente, estén en guerra permanente contra EL YO PLURALIZADO, pero nos preguntamos nuevamente: ¿estamos en esa guerra permanente contra nuestros diablos interiores o tan solo hacemos una pantomima? He aquí nuestro dilema: NO NOS HEMOS DECIDIDO TODAVÍA ENTRE SER Y NO SER, como lo enfatizó Shakespeare en su tiempo…..

Curiosamente, igual que en tiempos de Moisés, mientras el pueblo «elegido» esperaba al caudillo espiritual cuando él se hallaba en el Monte Sinaí, se dedicaban a orgías, parrandas, locuras de todo tipo, etc.; hoy, igualmente, el pueblo que habría de servir de semilla para la futura sexta Gran Raza está tragado por la ENTROPÍA, LA LUJURIA, LA PEREZA, LA GULA, LA IRA y muchas otras hierbas más y, para colmo, nuestra sociedad ha entrado en la curva INVOLUTIVA SIN RETORNO referente al absurdo fenómeno que han llamado LGTB por sus siglas, indicadoras de una naturaleza absolutamente DEPRAVADA. El pueblo que debería formar el núcleo de la futura sexta Gran Raza no gusta de MEDITAR, REFLEXIONAR, AHONDAR EN NUESTROS PRINCIPIOS DOCTRINALES, INTERIORIZARSE A FONDO, VIGILAR EL VERBO, SUBLIMAR SUS ALQUIMIAS TÁNTRICAS, etc., etc., etc. Esto constituye un panorama desolador…

¡Ha llegado nuestra hora, caro lector! ¡Es la hora de DECIDIRNOS ante DIOS o ANTE SATÁN!, no hay una tercera alternativa. Meditemos hondamente en esto porque el TIEMPO CORRE MÁS APRISA QUE NUESTRO POLVO, ¡no lo olvidemos!

En cualquier momento se desatarán los elementos y ya es tiempo entonces de empezar a recogernos en nuestros hogares y TRATAR de vivenciar la AUTOGNOSIS, es decir, de palpar los planteamientos de nuestras enseñanzas, hacerlos carne, sangre y huesos…

La bendita Logia Blanca ya no está interesada en más divulgación pública del QUINTO EVANGELIO, pues ha visto que, desgraciadamente, esta humanidad no ha respondido a su llamado. Así pues, solamente nos queda INTERIORIZARNOS, AUTODESCUBRIRNOS, AUTORREFLEXIONAR Y AUTOCOMPRENDER, HONDAMENTE, PROFUNDAMENTE, para luego NACER POR SEGUNDA VEZ, como nos lo indica el segundo factor de la REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA.

IN NECIS RENASCERE INTEGER.
─‘En la muerte renacer intacto y puro’─.

Os dejo ahora unas frases para la reflexión:

«El culpable que se arrepiente aún no está perdido».
Demócrates

«Más que un pesar del mal que hemos causado, nuestro arrepentimiento es un temor del mal que nos pueda suceder».
La Rochefoucauld

«Un buen arrepentimiento es la mejor medicina que tienen las enfermedades del alma».
Cervantes

«Si el amor a la virtud no nos guía, si no somos honrados sino por interés, seremos astutos pero jamás verdaderos hombres de bien».
Cicerón

QUE LA GLORIA DE DIOS PADRE GUÍE VUESTROS PASOS EN MEDIO DE LAS TINIEBLAS.
Kwen Khan Khu